Entrada destacada

Domingo 11 diciembre 2016, III Domingo de Adviento, ciclo A.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Comunión de enfermos. Rito breve.

Ritual de la Unción y de la pastoral de enfermos (6ª ed. española 1996)

2. RITO BREVE DE LA COMUNIÓN DE ENFERMOS

115. Este rito sirve cuando hay que dar la sagrada comunión a varios enfermos que moran en varias dependencias de una misma casa, por ejemplo, en sanatorios, hospitales o clínicas. Si parece conveniente, pueden añadirse algunos elementos toma­dos del rito ordinario.

116. Si hay enfermos que quieren confesarse, el sacerdote los oirá y absolverá en el momento más oportuno, antes de que comience a distribuir la comunión.

117. El rito puede comenzar o en la iglesia o en la capilla o en la primera habitación. El sacerdote dice esta antífona:

¡Oh sagrado banquete, en que Cristo es nuestra co­mida, se celebra el memorial de su pasión, el alma se llena de gracia y se nos da la prenda de la gloria futura!

118. Luego, el sacerdote, acompañado si es posible por al­guna persona que porte un cirio, se acerca a los enfermos y dice una sola vez a todos los enfermos que están en la misma sala o a cada uno en particular:

Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la cena del Señor.

119. Cada uno de los comulgantes dice:

Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme.

Y reciben la comunión en la forma acostumbrada.

120. La oración final puede decirse en la iglesia, en la capilla o en la última habitación, y no se da la bendición.