Entrada destacada

Domingo 27 mayo 2018, Santísima Trinidad, solemnidad, ciclo B.

miércoles, 2 de mayo de 2018

Miércoles 6 junio 2018, Miércoles de la IX semana del Tiempo Ordinario, feria o san Norberto, obispo, memoria libre.

SOBRE LITURGIA

SAN PÍO X, EXORTACIÓN APOSTÓLICA "HAERENT ANIMO" (4 de agosto de 1908)
SOBRE LA SANTIDAD DEL CLERO

IV. MEDIOS PARA PERSEVERAR

Los retiros anuales y mensuales.


Una vez que se renueve y robustezca entre el clero el espíritu de la gracia sacerdotal, todos Nuestros restantes proyectos de reforma tendrán mayor eficacia, con la ayuda de Dios. Por esto, nos parece conveniente añadir, a lo que ya hemos dicho, algunos consejos acerca de algunos medios adecuados para conservar y aumentar esta gracia. Por de pronto, hay uno conocido y recomendado por todos, peto que no todos practican: el piadoso retiro para hacer los llamados ejercicios espirituales, a ser posible cada año, bien cada cual en privado, o, lo que es mucho mejor, junto con - otros, para que el fruto sea más abundante, atendiendo en esto, desde luego, las prescripciones del Obispo. Ya pusimos de relieve las ventajas de esta práctica al dar algunas¡ instrucciones acerca de ella dirigidas al clero romano (61). También ¡será muy útil para las almas que estos retiros, tengan lugar cada mes, durante algunas horas, en privado o con otros. Vemos con gran satisfacción que esta práctica se ha establecido en muchos sitios alentada por los Obispos y a veces bajo su presidencia.

Las asociaciones de sacerdotes.

Otra recomendación queremos haceros con mucho interés: que los sacerdotes se unan con vínculos fraternos más estrechos, como conviene entre vosotros, con la autorización y bajo la dirección del Obispo. Es muy conveniente que se asocien para prestarse mutuamente socorro en las necesidades, para defender la integridad de su honra y de sus funciones contra los ataques enemigos, o con cualquier otra finalidad semejante. Pero mucho, más importante es formar asociaciones para perfeccionar los conocimientos de las ciencias sagradas; y todavía más para reforzar con eficacia la vocación y para procurar el bien de las almas, aportando todos sus experiencias y sus esfuerzos. La historia de la Iglesia muestra los buenos resultados que dieron tales asociaciones, en tiempos en los que sacerdotes de algunos países vivían en comunidades.

Nada impide hoy resucitar esta experiencia adaptándola a los diferentes lugareis y ocupaciones. Y lógicamente cabría esperar hoy los mismos frutos que en otro tierno, con gran alegría de la Iglesia. De hecho, no faltan asociaciones de éstas¡, autorizadas por los Obispos, y tanto más provecho se obtiene de ellas cuanto antes se ingresa, incluso desde el mismo comienzo del sacerdocio.

Nos mismo, cuando éramos Obispo de una diócesis, promovimos una asociación, y la experiencia nos demostró su eficacia; continuamos díspensándole -a ésta y a otras semejantes -Nuestra especial benevolencia. Estos medios que ayudan a la gracia sacerdotal, y otros que la prudencia de los Obispos podrían inspirarles, según las circunstancias, debéis estimarlos y utilizarlos, queridos hijos, a fin de que cada día caminéis más dignamente por el camino de la vocación a la que habéis sido llamados (62) , honrando vuestro ministerio y cumpliendo en vosotros la voluntad de Dios, que es vuestra santificación.

(61) Ep. Experiendo ad Card. in Urbe Vicarium, 27-XII1904.
(62) Ef 4, 1.


CALENDARIO

MIÉRCOLES DE LA IX SEMANA DEL T. ORDINARIO, feria o SAN NORBERTO, obispo, memoria libre

Misa
de feria (verde) o de la memoria (blanco).
MISAL: para la feria cualquier formulario permitido (véase pág. 65, n. 5) / para la memoria 1ª orac. prop. y el resto del común de pastores (para un obispo) o de santos (para religiosos), o de la feria; Pf. común o de la memoria.
LECC.: vol. III-par.
- 2 Tim 1, 1-3. 6-12. Reaviva el don de Dios que hay en ti por la imposición de mis manos.
- Sal 122. R. A ti, Señor, levanto mis ojos.
- Mc 12, 18-27. No es Dios de muertos, sino de vivos.
o bien:
cf. vol. IV.

Liturgia de las Horas: oficio de feria o de la memoria.

Martirologio: elogs. del 7 de junio, pág. 353.
CALENDARIOS: Maristas: San Marcelino Champagnat (S).
Orden Premonstratense: San Norberto, obispo (S). Canónigos Regulares de Letrán: (MO).
Siervas de San José: Santa Bonifacia Rodríguez de Castro, virgen (S). Salamanca y Zamora: (MO).
Barcelona, Córdoba y Sant Feliu de Llobregat: Beato José María Peris, presbítero y mártir (ML).
OFM: Beato Diego de Vallinfreda, religioso (ML).
Asidonia-Jerez: Aniversario de la ordenación episcopal de Mons. José Mazuelos Pérez, obispo (2009).
Ciudad Real: Aniversario de la muerte de Mons. Juan Hervás y Benet, obispo, emérito (1982).

TEXTOS MISA

Misa de la feria: de la IX semana del T. Ordinario (o de otro Domingo del T. Ordinario).

Misa de la memoria:
Elogio del martirologio
San Norberto, obispo, hombre de austeras costumbres y totalmente dedicado a la unión con Dios y a la predicación del Evangelio, que intituyó cerca de Laon, en Francia, la Orden Premonstratense de Canónigos Regulares, y luego, designado obispo de Magdeburgo, en Sajonia, actual Alemania, se mostró pastor eximio en la renovación de la vida cristiana y en la difusión de la fe entre las poblaciones vecinas. (1134)

Oración colecta propia, resto del común de pastores, I. Para un obispo 1.

6 de junio
San Norberto, obispo
Die 6 iunii
S. Norberti, episcopi
Antífona de entrada Cf. Ez 34, 11. 23-24
Buscaré a mis ovejas, dice el Señor, y suscitaré un pastor que las apaciente: yo, el Señor, seré su Dios.
O bien: Cf. Lc 12, 42
Este es el administrador fiel y prudente a quien el Señor pondrá al frente de su servidumbre para que reparta la ración de alimento a sus horas.
Antiphona ad introitum Cf. Ez 34, 11. 23-24
Visitábo oves meas, dicit Dóminus, et suscitábo pastórem qui pascat eas: ego autem Dóminus ero eis in Deum.
Vel: Cf. Lc 12, 42
Iste est fidélis et prudens dispensátor, quem constítuit Dóminus super famíliam suam, ut det illis in témpore trítici mensúram.
Oración colecta
Oh, Dios, que hiciste del obispo san Norberto un ministro admirable de tu Iglesia por su oración y su celo pastoral; te pedimos, por su ayuda intercesora, que la grey de los fieles encuentre siempre pastos saludables y pastores según tu corazón. Por nuestro Señor Jesucristo.
Collecta
Deus, qui beátum Norbértum epíscopum Ecclésiae tuae oratióne ac pastoráli zelo minístrum exímium effecísti, praesta, quaesumus, ut, eius interveniénte suffrágio, fidélium grex pastóres iuxta cor tuum et salutária páscua semper invéniat. Per Dóminum.

LITURGIA DE LA PALABRA
Lecturas del Miércoles de la IX semana del Tiempo Ordinario, año par (Lec. III-par).

PRIMERA LECTURA 2 Tim 1, 1-3. 6-12
Reaviva el don de Dios que hay en ti por la imposición de mis manos
Comienzo de la segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo.

Pablo, apóstol de Cristo Jesús por voluntad de Dios para anunciar la promesa de vida que hay en Cristo Jesús, a Timoteo, hijo querido: gracia, misericordia y paz de parte de Dios Padre y de Cristo Jesús, Señor nuestro.
Doy gracias a Dios, a quien sirvo, como mis antepasados, con conciencia limpia, porque te tengo siempre presente en mis oraciones noche y día.
Por esta razón te recuerdo que reavives el don de Dios que hay en ti por la imposición de mis manos, pues Dios no nos ha dado un espíritu de cobardía, sino de fortaleza, de amor y de templanza.
Así pues, no te avergüences del testimonio de nuestro Señor ni de mí, su prisionero; antes bien, toma parte en los padecimientos por el Evangelio, según la fuerza de Dios.
El nos salvó y nos llamó con una vocación santa, no por nuestras obras, sino según su designio y según la gracia que nos dio en Cristo Jesús desde antes de los siglos, la cual se ha manifestado ahora por la aparición de nuestro Salvador, Cristo Jesús, que destruyó la muerte e hizo brillar la vida y la inmortalidad por medio del Evangelio.
De este Evangelio fui constituido heraldo, apóstol y maestro. Esta es la razón por la que padezco tales cosas, pero no me avergüenzo, porque sé de quién me he fiado, y estoy firmemente persuadido de que tiene poder para velar por mi depósito hasta aquel día.

Palabra de Dios.
R. Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial Sal 122, 1b-2b. 2cdefg (R.: 1b)
R.
A ti, Señor, levanto mis ojos.
Ad te, Dómine, levávi óculos meos

V. A ti levanto mis ojos,
a ti que habitas en el cielo.
Como están los ojos de los esclavos
fijos en las manos de sus señores.
R.
A ti, Señor, levanto mis ojos.
Ad te, Dómine, levávi óculos meos

V. Como están los ojos de la esclava
fijos en las manos de su señora,
así están nuestros ojos
en el Señor, Dios nuestro,
esperando su misericordia.
R.
A ti, Señor, levanto mis ojos.
Ad te, Dómine, levávi óculos meos

Aleluya Jn 11, 25a. 26
R. Aleluya, aleluya, aleluya.
V. Yo soy la resurrección y la vida —dice el Señor—; el que cree en mi no morirá para siempre. R.
Ego sum resurréctio et vita, dicit dóminus; qui credit in me non moriétur in ætérnum.

EVANGELIO Mc 12, 18-27
No es Dios de muertos, sino de vivos
Lectura del santo Evangelio según san Marcos.
R. Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, se acercan a Jesús unos saduceos, los cuales dicen que no hay resurrección, y le preguntan:
«Maestro, Moisés nos dejó escrito: “Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer pero no hijos, que se case con la viuda y de descendencia a su hermano”.
Pues bien, había siete hermanos: el primero se casó y murió sin hijos; el segundo se casó con la viuda y murió también sin hijos; lo mismo el tercero; y ninguno de los siete dejó hijos. Por último murió la mujer.
Cuando llegue la resurrección y resuciten, ¿de cuál de ellos será mujer? Porque los siete han estado casados con ella».
Jesús les respondió:
«¿No estáis equivocados, por no entender la Escritura ni el poder de Dios? Pues cuando resuciten, ni los hombres se casarán ni las mujeres serán dadas en matrimonio, serán como ángeles del cielo.
Y a propósito de que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés, en el episodio de la zarza, lo que le dijo Dios: “Yo soy el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob”? No es Dios de muertos, sino de vivos. Estáis muy equivocados».

Palabra del Señor.
R. Gloria a ti, Señor Jesús.

Del Catecismo de la Iglesia Católica
1619 La virginidad por el Reino de los Cielos es un desarrollo de la gracia bautismal, un signo poderoso de la preeminencia del vínculo con Cristo, de la ardiente espera de su retorno, un signo que recuerda también que el matrimonio es una realidad que manifiesta el carácter pasajero de este mundo (cf 1Co 7, 31; Mc 12, 25).

Oración de los fieles
Ferias del Tiempo Ordinario III.
291. Oremos, hermanos, por todo el pueblo santo de Dios.
- Para que introduzca en la plenitud de su santa Iglesia a los no cristianos y a lo no creyentes. Roguemos al Señor.
- Para que inspire a los gobernantes pensamientos de servicio y entrega al bien común. Roguemos al Señor.
- Para que libre al mundo del hambre, del paro y de la guerra. Roguemos al Señor.
- Para que conceda a nuestra(o) ciudad (pueblo) la paz, la justicia, la libertad y el bienestar. Roguemos al Señor.
- Para que acoja siempre nuestra oración. Roguemos al Señor.
Oh Dios, que sabes que la vida del hombre está sujeta a tanta necesidad: escucha las preces de los que te suplican y cumple los anhelos de los que ponen en ti toda su esperanza. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
Mira con bondad, Señor, las ofrendas que presentamos en este santo altar en la fiesta de san N., para que glorifiquen tu nombre y nos obtengan el perdón. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Super oblata
Hóstias, quaesumus, Dómine, quas in festivitáte beáti N. sacris altáribus exhibémus, propítius réspice, ut, nobis indulgéntiam largiéndo, tuo nómini dent honórem. Per Christum.
PREFACIO DE LOS SANTOS PASTORES
La presencia de los santos Pastores en la Iglesia
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo, Señor nuestro.
Porque nos concedes la alegría de celebrar hoy la fiesta de san N., fortaleciendo a tu Iglesia con el ejemplo de su vida santa, instruyéndola con su palabra y protegiéndola con su intercesión.
Por eso, con los ángeles y la multitud de los santos, te cantamos el himno de alabanza diciendo sin cesar:
Santo, Santo, Santo...
PRAEFATIO DE SANCTIS PASTORIBUS
De praesentia sanctorum Pastorum in Ecclesia
Vere dignum et iustum est, aequum et salutáre, nos tibi semper et ubíque grátias ágere: Dómine, sancte Pater, omnípotens aetérne Deus: per Christum Dóminum nostrum.
Quia sic tríbuis Ecclésiam tuam sancti N. festivitáte gaudére, ut eam exémplo piae conversatiónis corróbores, verbo praedicatiónis erúdias, gratáque tibi supplicatióne tueáris.
Et ídeo, cum Angelórum atque Sanctórum turba, hymnum laudis tibi cánimus, sine fine dicéntes:
Sanctus, Sanctus, Sanctus...
PLEGARIA EUCARÍSTICA I o CANON ROMANO.
Antífona de la comunión Cf. Jn 15, 16
No sois vosotros los que me habéis elegido, dice el Señor, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto permanezca.
O bien: Cf. Lc 12, 36-37
Bienaventurado aquel criado, a quien el Señor, cuando venga y llame a la puerta, lo encuentre en vela.
Antiphona ad communionem Cf. Jn 15, 16
Non vos me elegístis, dicit Dóminus; sed ego elégi vos, et pósui vos ut eátis et fructum afferátis, et fructus vester máneat.
Vel: Cf. Lc 12, 36-37
Beátus ille servus, quem, cum vénerit dóminus eius, et pulsáverit iánuam, invénerit vigilántem.
Oración después de la comunión
Alimentados por estos sacramentos te pedimos humildemente, Señor, que, a ejemplo de san N., nos esforcemos en proclamar lo que él creyó y en poner en práctica lo que enseñó. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Post communionem
Refécti sacris mystériis, Dómine, humíliter deprecámur, ut, beáti N. exémplo, studeámus confitéri quod crédidit, et ópere exercére quod dócuit. Per Christum.

MARTIROLOGIO

Elogios del día 7 de junio
1. En Hibernia (hoy Irlanda), san Colmán, obispo y abad del monasterio de Dromore, que él mismo fundó, y recordado por su mucho trabajo por Cristo en la región de Down (s. VI).
2. En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, santos mártires Pedro, presbítero, Valabonso, diácono, Sabiniano, Vistremundo, Abencio y Jeremías, monjes, degollados por su fe en Cristo durante la persecución musulmana (851).
3. En Newminster, de Northumberland, en Inglaterra, san Roberto, abad de la Orden Cisterciense, el cual, amante de la pobreza y de la vida de oración, junto con doce monjes instauró este cenobio, que a su vez fue origen de otras tres casas (1157).
4*. En Amberes, de Brabante, beata Ana de San Bartolomé, virgen de la Orden de las Carmelitas Descalzas, la cual, discípula de santa Teresa de Jesús y dotada de gracias místicas, difundió y consolidó su Orden en Francia (1626).
5. En Piacenza, de la región de Emilia, tránsito de san Antonio María Gianelli, obispo de Bobbio, fundador de la Congregación de las Hijas de María Santísima del Huerto, que se distinguió por su atención hacia los pobres, por la salvación de las almas y, con su ejemplo y dedicación, impulsó la santidad entre el clero (1846).
6*. En París, en Francia, beata María Teresa de Soubiran La Louvière, virgen, que fundó la Sociedad de María Auxiliadora, para mayor gloria de Dios, y al ser expulsada de la misma, paso el resto de su vida en la humildad (1889).