lunes, 13 de noviembre de 2017

Lunes 18 diciembre 2017, 18 de diciembre, Lunes de la III semana de Adviento, feria.

SOBRE LITURGIA

DIRECTORIO SOBRE LA PIEDAD POPULAR Y LA LITURGIA

La Novena de Navidad


103. La Novena de Navidad nació para comunicar a los fieles las riquezas de una Liturgia a la cual no tenían fácil acceso. La novena navideña ha desempeñado una función valiosa y la puede continuar desempeñando. Sin embargo en nuestros días, en los que se ha facilitado la participación del pueblo en las celebraciones litúrgicas, sería deseable que en los días 17 al 23 de Diciembre se solemnizara la celebración de las Vísperas con las "antífonas mayores" y se invitara a participar a los fieles. Esta celebración, antes o después de la cual podrían tener lugar algunos de los elementos especialmente queridos por la piedad popular, sería una excelente "novena de Navidad" plenamente litúrgica y atenta a las exigencias de la piedad popular. En la celebración de las Vísperas se pueden desarrollar algunos elementos, tal como está previsto (p. ej. homilía, uso del incienso, adaptación de las preces).

El Nacimiento

104. Como es bien sabido, además de las representaciones del pesebre de Belén, que existían desde la antigüedad en las iglesias, a partir del siglo XIII se difundió la costumbre de preparar pequeños nacimientos en las habitaciones de la casa, sin duda por influencia del "nacimiento" construido en Greccio por San Francisco de Asís, en el año 1223. La preparación de los mismos (en la cual participan especialmente los niños) se convierte en una ocasión para que los miembros de la familia entren en contacto con el misterio de la Navidad, y para que se recojan en un momento de oración o de lectura de las páginas bíblicas referidas al episodio del nacimiento de Jesús.

La piedad popular y el espíritu del Adviento

105. La piedad popular, a causa de su comprensión intuitiva del misterio cristiano, puede contribuir eficazmente a salvaguardar algunos de los valores del Adviento, amenazados por la costumbre de convertir la preparación a la Navidad en una "operación comercial", llena de propuestas vacías, procedentes de una sociedad consumista.

La piedad popular percibe que no se puede celebrar el Nacimiento de Señor si no es en un clima de sobriedad y de sencillez alegre, y con una actitud de solidaridad para con los pobres y marginados; la espera del nacimiento del Salvador la hace sensible al valor de la vida y al deber de respetarla y protegerla desde su concepción; intuye también que no se puede celebrar con coherencia el nacimiento del que "salvará a su pueblo de sus pecados" (Mt 1,21) sin un esfuerzo para eliminar de sí el mal del pecado, viviendo en la vigilante espera del que volverá al final de los tiempos.

CALENDARIO

18 LUNES DE LA III SEMANA DE ADVIENTO, feria

Las ferias del 17 al 24 de diciembre, inclusive, tienen la finalidad de preparar más directamente la Navidad (NUALC, 42).

Misa de feria-18 de diciembre (morado).
MISAL: ants. y oracs. props., Pf. II o IV Adv.
LECC.: vol. II.
- Jer 23, 5-8. Daré a David un vástago legítimo.
- Sal 71. R. En sus días florezca la justicia y la paz abunde eternamente.
- Mt 1, 18-24. Jesús nacerá de María, desposada con José, hijo de David.

* A partir de hoy se omiten las lecturas y los formularios de Misa de la III semana de Adviento y se toman las del día correspondiente del mes.

Liturgia de las Horas: oficio de feria-18 de diciembre, ant. Mag. «¡Oh, Adonai!».

Martirologio: elogs. del 19 de diciembre, pág. 726.
CALENDARIOS: Trinitarios: San Juan de Mata, presbítero (S-trasladada).
Madrid y Getafe: Nuestra Señora de la Esperanza. Recuerdo del título de la Virgen María. Toda la liturgia del día 18.
Toledo: Solemnidad de Santa María en el Rito Hispano-Mozárabe. Se recomienda celebrar la Misa en este venerable rito.

TEXTOS MISA

18 de diciembre. Die 18 decembris.
Antífona de entrada
Vendrá Cristo, nuestro Rey, a quien Juan anunció como el Cordero que había de venir.
Antiphona ad introitum
Rex noster advéniet Christus, quem Ioánnes praedicávit Agnum esse ventúrum.
Oración colecta
Dios todopoderoso, concede a los que vivimos oprimidos por la antigua esclavitud del pecado ser liberados por el nuevo y esperado nacimiento de tu Unigénito. Él, que vive y reina contigo.
Collecta
Concéde, quaesumus, omnípotens Deus, ut, qui sub peccáti iugo ex vetústa servitúte deprímimur, exspectáta Unigéniti tui nova nativitáte liberémur. Per Dóminum.

LITURGIA DE LA PALABRA
Lecturas del 18 de diciembre. Feria de Adviento (Lecc. II)

PRIMERA LECTURA Jer 23, 5-8
Daré a David un vástago legítimo

Lectura del libro de Jeremías.

Mirad que llegan días -oráculo del Señor-
en que daré a David un vástago legítimo:
reinará como monarca prudente,
con justicia y derecho en la tierra.
En sus días se salvará Judá,
Israel habitará seguro.
Y le pondrán este nombre:
«El-Señor-nuestra-justicia».
Así que llegan días -oráculo del Señor-
en que ya no se dirá:
«Lo juro por el Señor,
que sacó a los hijos de Israel de Egipto»,
sino: «Lo juro por el Señor,
que sacó a la casa de Israel del país del Norte
y de los países por donde los dispersó,
y los trajo para que habitaran en su propia tierra».

Palabra de Dios.
R. Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial Sal 71, 1-2. 12-13. 18-19 (R.: cf. 7)
R.
En sus días florezca la justicia y la paz abunde eternamente. Florébit in diébus eius iustítia et abundántia pacis in ætérnum.

V. Dios mío, confía tu juicio al rey,
tu justicia al hijo de reyes,
para que rija a tu pueblo con justicia,
a tus humildes con rectitud. R.
En sus días florezca la justicia y la paz abunde eternamente. Florébit in diébus eius iustítia et abundántia pacis in ætérnum.

V. Él librará al pobre que clamaba,
al afligido que no tenía protector;
él se apiadará del pobre y del indigente,
y salvará la vida de los pobres. R.
En sus días florezca la justicia y la paz abunde eternamente. Florébit in diébus eius iustítia et abundántia pacis in ætérnum.

V. Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
el único que hace maravillas;
bendito por siempre su nombre glorioso;
que su gloria llene la tierra.
¡Amén, amén! R.
En sus días florezca la justicia y la paz abunde eternamente. Florébit in diébus eius iustítia et abundántia pacis in ætérnum.

Aleluya
R. Aleluya, aleluya, aleluya.
V. Pastor de la casa de Israel, que en el Sinaí diste a Moisés tu ley, ven a rescatarnos con el poder de tu brazo. R. Dux domus Isræl, qui Móysi in Sina legem dedísti: veni ad rediméndum nos in brácchio exténto.

EVANGELIO Mt 1, 18-24
Jesús nacerá de María, desposada con José, hijo de David

Lectura del santo Evangelio según san Mateo.
R. Gloria a ti, Señor.

La generación de Jesucristo fue de esta manera:
María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo.
José, su esposo, como era justo y no quería difamarla, decidió repudiarla en privado. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo:
«José, hijo de David, no temas acoger a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados».
Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que habla dicho el Señor por medio del profeta:
«Mirad: la virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrán por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”».
Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y acogió a su mujer.

Palabra del Señor.
R. Gloria a ti, Señor Jesús.

Del Papa Francisco, 22 de diciembre de 2013
Este Evangelio nos muestra toda la grandeza del alma de san José. Él estaba siguiendo un buen proyecto de vida, pero Dios reservaba para él otro designio, una misión más grande. José era un hombre que siempre dejaba espacio para escuchar la voz de Dios, profundamente sensible a su secreto querer, un hombre atento a los mensajes que le llegaban desde lo profundo del corazón y desde lo alto. No se obstinó en seguir su proyecto de vida, no permitió que el rencor le envenenase el alma, sino que estuvo disponible para ponerse a disposición de la novedad que se le presentaba de modo desconcertante. Y así, era un hombre bueno. No odiaba, y no permitió que el rencor le envenenase el alma. ¡Cuántas veces a nosotros el odio, la antipatía, el rencor nos envenenan el alma! Y esto hace mal. No permitirlo jamás: él es un ejemplo de esto. Y así, José llegó a ser aún más libre y grande. Aceptándose según el designio del Señor, José se encuentra plenamente a sí mismo, más allá de sí mismo. Esta libertad de renunciar a lo que es suyo, a la posesión de la propia existencia, y esta plena disponibilidad interior a la voluntad de Dios, nos interpelan y nos muestran el camino.

Oración de los fieles
Ferias de Adviento del 17 al 24 de diciembre II.
32. Hermanos: con fervorosa oración, pidamos al Padre que envió a su Hijo Jesucristo a salvar al mundo de toda esclavitud.
- Para que llene con sus dones al Romano Pontífice, a nuestro Obispo y al episcopado universal. Roguemos al Señor.
- Para que dirija los pensamientos de nuestros gobernantes hacia la justicia, la libertad y el bien de todos, principalmente de los más débiles. Roguemos al Señor.
- Para que conceda la libertad a cuantos sufren persecución. Roguemos al Señor.
- Para que el día de su llegada nos encuentre a todos velando. Roguemos al Señor.
Dios todopoderoso y eterno: al acercarse el nacimiento de tu Hijo Jesucristo, te suplicamos que aquél que se dignó bajar al seno de una Virgen, nos trate con misericordia y escuche las oraciones de su pueblo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
Señor, el sacrificio que celebramos en honor de tu nombre nos haga agradables a ti, para que merezcamos participar de la eternidad de aquel que, con su muerte, remedió nuestra condición mortal. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Super oblata
Sacrifícium tibi, Dómine, celebrándum tuo nómini nos reddat accéptos, ut ipsíus aeternitátis mereámur esse consórtes, qui mortalitátem nostram sua mortalitáte curávit. Qui vivit et regnat in saecula saeculórum.
PREFACIO IV DE ADVIENTO
María, nueva Eva
En verdad es justo darte gracias, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.
Te alabamos, te bendecimos y te glorificamos por el misterio de la Virgen Madre.
Porque, si del antiguo adversario nos vino la ruina, en el seno virginal de la hija de Sion ha germinado aquel que nos nutre con el pan de los ángeles, y ha brotado para todo el género humano la salvación y la paz. La gracia que Eva nos arrebató nos ha sido devuelta en María. En ella, madre de todos los hombres, la maternidad, redimida del pecado y de la muerte, se abre al don de una vida nueva. Así, donde había crecido el pecado, se ha desbordado tu misericordia en Cristo, nuestro Salvador.
Por eso nosotros, mientras esperamos la venida de Cristo, unidos a los ángeles y a los santos, cantamos el himno de tu gloria:
Santo, Santo, Santo...
PRAEFATIO II DE ADVENTU
De duplici exspectatione Christi
Vere dignum et iustum est, aequum et salutáre, nos tibi semper et ubíque grátias ágere: Dómine, sancte Pater, omnípotens aetérne Deus: per Christum Dóminum nostrum.
Quem praedixérunt cunctórum praecónia prophetárum, Virgo Mater ineffábili dilectióne sustínuit, Ioánnes cécinit affutúrum et adésse monstrávit. Qui suae nativitátis mystérium tríbuit nos praeveníre gaudéntes, ut et in oratióne pervígiles et in suis invéniat láudibus exsultántes.
Et ídeo cum Angelis et Archángelis, cum Thronis et Dominatiónibus, cumque omni milítia caeléstis exércitus, hymnum glóriae tuae cánimus, sine fine dicéntes:
Sanctus, Sanctus, Sanctus...
PLEGARIA EUCARÍSTICA III. PREX EUCHARÍSTICA III.
Antífona de comunión Mt 1, 23
Le pondrán por nombre Enmanuel, que significa «Dios-con-nosotros».
Antiphona ad communionem Mt 1, 23
Vocábunt nomen eius Emmánuel, quod est interpretátum Nobíscum-Deus.
Oración después de la comunión
Señor, que recibamos tu misericordia en medio de tu templo y preparemos dignamente las fiestas cercanas de nuestra redención. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Post communionem
Suscipiámus, Dómine, misericórdiam tuam in médio templi tui, et redemptiónis nostrae ventúra sollémnia cóngruis honóribus praecedámus. Per Christum.

MARTIROLOGIO

Elogios del día 19 de diciembre

1. En Roma, en el cementerio Ponciano, de la vía Portuense, sepultura de san Anastasio I, papa, varón de gran pobreza y de apostólica solicitud, que se opuso firmemente a las doctrinas heréticas (401).
2. En Auxerre, de la Galia Lugdunense, san Gregorio, obispo (s. VI).
3*. En la cartuja de Casotto, en el Piamonte, beato Guillermo de Fenolis, religioso, el cual antes había sido ermitaño (c. 1200).
4*. En Aviñón, de la Provenza, beato Urbano V, papa, que, siendo monje, fue elevado a la cátedra de Pedro y se preocupó en retornar la Sede Apostólica a la Urbe y de restituir la unidad a la Iglesia (1370).
5. En el lugar llamado Bac-Ninh, en Tonquín, santos mártires Francisco Javier Hà Trong Mâu y Domingo Bùi Van Úy, catequistas; Tomás Nguyen Van De, sastre; también Agustín Nguyen Van Mói y Esteban Nguyen Van Vinh, agricultores, el primero de estos últimos neófito y el segundo todavía catecúmeno, todos los cuales, no queriendo pisotear la cruz, sufrieron la cárcel y tormentos, y finalmente, por mandato del emperador Minh Mang fueron estrangulados (1838).
6*. En el pueblo de Slonim, en Polonia, beatas María Eva de la Providencia Noiszewska y María Marta de Jesús Wolowsk, vírgenes de la Congregación de las Hermanas de la Concepción Inmaculada y mártires, las cuales, en tiempo de la ocupación de Polonia durante la guerra, por mantener la fe fueron fusiladas (1942).