viernes, 1 de septiembre de 2017

Viernes 6 octubre 2017, Viernes de la XVI semana del Tiempo Ordinario, feria, o Témporas, día de penitencia, o San Bruno, presbítero, memoria libre

SOBRE LITURGIA

Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos

DECRETO

Sobre el cambio de la denominación del II Domingo de Pascua (5-mayo-2000).


El Señor piadoso y clemente (Sal 111, 4), por el gran amor con que nos amó (Ef 2, 4), nos dio con inefable bondad a su Hijo unigénito como Redentor, para que mediante su muerte y resurrección quedara abierto a la Humanidad el camino a la vida eterna y, acogiendo su misericordia en medio de su templo, sus hijos de adopción elevaran su alabanza hasta los confines de la tierra.

En nuestros tiempos, muchos son los fieles cristianos de todo el mundo que desean exaltar esa misericordia divina en el culto sagrado, y de manera especial en la celebración del misterio pascual, en el que resplandece de manera sublime la bondad de Dios para con todos los hombres.

Acogiendo, pues, tales deseos, el Sumo Pontífice Juan Pablo II se ha dignado disponer que en el Misal Romano, tras el título del Segundo Domingo de Pascua, se añada la denominación «o de la Divina Misericordia», prescribiendo igualmente que por lo que respecta a la celebración litúrgica de dicho Domingo se empleen siempre los textos que para dicho día disponen el Misal Romano y la Liturgia de las Horas del Rito Romano.

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos hace pública esta decisión del Sumo Pontífice para que surta efecto.

Queda abrogada cualquier disposición contraria a la presente.

En la Sede de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, a 5 de mayo de 2000.

Cardenal Jorge A. Medina Estévez
Prefecto
Francesco Pio Tamburrino
Arzobispo Secretario

CALENDARIO

6 VIERNES DE LA XXVI SEMANA DEL T. ORDINARIO, feria o SAN BRUNO, presbítero, memoria libre

Misa
de feria (verde) o de la memoria (blanco).
MISAL: para la feria cualquier formulario permitido (véase pág. 67, n. 5) / para la memoria 1ª orac. prop. y el resto del común de santos (para un monje) o de pastores (para un pastor), o de un domingo del T. O.; Pf. común o de la memoria.
LECC.: vol. III-impar.
- Bar 1, 15-22. Hemos pecado contra el Señor desoyendo sus palabras.
- Sal 78. R. Por el honor de tu nombre, Señor, líbranos.
- Lc 10, 13-16. Quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado.
o bien:
cf. vol. IV.

Liturgia de las Horas: oficio de feria o de la memoria.

Martirologio: elogs. del 7 de octubre, pág. 599.
CALENDARIOS: Cartujos: San Bruno (S).
Almería: Dedicación de la iglesia-catedral (F).
Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor: Beata María Ana Mogas y Fontcuberta, virgen (F). Madrid: (ML).
OCSO: San Bruno, presbítero y eremita (MO).
Burgos: Beato Diego Luis de San Vítores, presbítero y mártir (ML).
Osma-Soria y Pamplona-Tudela: Beato Juan de Palafox y Mendoza, obispo (ML).
Clérigos Regulares de Somasca: Santa María Francisca de las cinco llagas (ML).
Congregación del Oratorio: San Luis Scrossappi, presbítero (ML).
Dominicos: Beato Bartolomé Long (ML).
Pasionistas: Beato Isidoro de San José Loor, religioso (ML).
TOR: Santa María Francisca de las cinco llagas, virgen (ML).
León, Lugo, Tarazona y Zamora: Témporas de acción de gracias y de petición (feria mayor-trasladada).

TEXTOS MISA

Misa de la feria: del XXVI Domingo del Tiempo Ordinario (o de otro domingo del Tiempo Ordinario).

Témporas. Misa del día penitencial.

Misa de la memoria:

Elogios del martirologio
San Bruno, presbítero, que, oriundo de Colonia, en Lotaringia, enseñó ciencias eclesiásticas en la Galia, pero deseando llevar vida solitaria, con algunos discípulos se instaló en el apartado valle de Cartuja, en los Alpes, dando origen a una Orden que conjuga la soledad de los eremitas con la vida común de los cenobitas. Llamado por el papa Urbano II a Roma, para que le ayudase en las necesidades de la Iglesia, pasó los últimos años de su vida como eremita en el cenobio de La Torre, en Calabria. (1001)

La oración colecta es propia. El resto está tomado del común de santos: II. Para monjes y religiosos, B. para un monje.

6 de octubre
San Bruno, presbítero
Die 6 octobris
S. Brunonis, presbyteri
Antífona de entrada Cf. Sal 91, 13-14
Donde se reúnen los hermanos para glorificar a Dios, allí el Señor les dará la bendición.
O bien: Cf. Sal 70, 8. 23
Llena está mi boca de tu alabanza para poder cantar. Se alegrarán mis labios, mientras canto para ti.
Antiphona ad introitum
Ubi fratres in unum gloríficant Deum, ibi dabit Dóminus benedictiónem.
Vel: Cf. Ps 70, 8 Ps 23
Repleátur os meum laude tua, ut possim cantáre; gaudébunt lábia mea, dum cantávero tibi.
Oración colecta
Oh, Dios, que llamaste a san Bruno para que te sirviera en la soledad, concédenos, por su intercesión, estar siempre disponibles para ti en medio de las vicisitudes de este mundo. Por nuestro Señor Jesucristo.
Collecta
Deus, qui sanctum Brunónem ad serviéndum tibi in solitúdine vocásti, eius nobis intercessióne concéde, ut, per huius mundi varietátes, tibi iúgiter vacémus. Per Dóminum.

LITURGIA DE LA PALABRA
Lecturas del Viernes de la XXVI semana del Tiempo Ordinario, año impar (Lec. III-impar)

PRIMERA LECTURA Bar 1, 15-22
Hemos pecado contra el Señor desoyendo sus palabras
Lectura del libro de Baruc.

Confesamos que el Señor nuestro Dios es justo. Nosotros, en cambio, sentimos en este día la vergüenza de la culpa. Nosotros, hombres de Judá, vecinos de Jerusalén, nuestros reyes y gobernantes, nuestros sacerdotes y profetas, lo mismo que nuestros antepasados, hemos pecado contra el Señor desoyendo sus palabras.
Hemos desobedecido al Señor nuestro Dios, pues no cumplimos los mandatos que él nos había propuesto.
Desde el día en que el Señor sacó a nuestros padres de Egipto hasta hoy, no hemos hecho caso al Señor nuestro Dios y nos hemos negado a obedecerlo.
Por eso nos han sucedido ahora estas desgracias y nos ha alcanzado la maldición con la que el Señor conminó a Moisés cuando sacó a nuestros padres de Egipto para darnos una tierra que mana leche y miel.
No obedecimos al Señor cuando nos hablaba por medio de sus enviados los profetas; todos seguimos nuestros malos deseos sirviendo a otros dioses y haciendo lo que reprueba el Señor nuestro Dios.

Palabra de Dios.
R. Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial Sal 78, 1-2. 3-5. 8. 9 (R.: cf. 9b)
R.
Por el honor de tu nombre, Señor, líbranos.
Propter glóriam nóminis tui, Dómine, líbera nos.

V. Dios mío, los gentiles han entrado en tu heredad,
han profanado tu santo templo,
han reducido Jerusalén a ruinas. R.
Por el honor de tu nombre, Señor, líbranos.
Propter glóriam nóminis tui, Dómine, líbera nos.

V. Echaron los cadáveres de tus siervos
en pasto a las aves del cielo,
y la carne de tus fieles a las fieras de la tierra. R.
Por el honor de tu nombre, Señor, líbranos.
Propter glóriam nóminis tui, Dómine, líbera nos.

V. Derramaron su sangre como agua
en torno a Jerusalén,
y nadie la enterraba.
Fuimos el escarnio de nuestros vecinos,
la irrisión y la burla de los que nos rodean.
¿Hasta cuándo, Señor?
¿Vas a estar siempre enojado?
¿Arderá como fuego tu cólera? R.
Por el honor de tu nombre, Señor, líbranos.
Propter glóriam nóminis tui, Dómine, líbera nos.

V. Socórrenos, Dios, salvador nuestro,
por el honor de tu nombre;
líbranos y perdona nuestros pecados
a causa de tu nombre. R.
Por el honor de tu nombre, Señor, líbranos.
Propter glóriam nóminis tui, Dómine, líbera nos.

Aleluya Cf. Sal 94, 8a. 7d
R. Aleluya, aleluya, aleluya.
V. No endurezcáis hoy vuestro corazón; escuchad la voz del Señor. R.
Hódie, nolíte obduráre corda vestra, sed vocem Dómini audíte.

EVANGELIO Lc 10, 13-16
Quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado
Lectura del santo Evangelio según san Lucas.
R. Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, dijo Jesús:
«¡Ay de ti, Corozaín; ay de ti, Betsaida! Pues si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, vestidos de sayal y sentados en la ceniza.
Por eso el juicio les será más llevadero a Tiro y a Sidón que a vosotras.
Y tú, Cafarnaún, ¿piensas escalar el cielo? Bajarás al abismo. Quien a vosotros escucha, a mí me escucha; quien a vosotros rechaza, a mí me rechaza; y quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado».

Palabra del Señor.
R. Gloria a ti, Señor Jesús.

Del Papa Francisco, Homilía en santa Marta, 3 de octubre de 2014
¿Cómo pienso que es el camino de mi salvación? ¿El de Jesús u otro? ¿Soy libre de aceptar la salvación o confundo libertad con autonomía, y quiero mi salvación, la que yo creo que es justa? ¿Creo que Jesús es el maestro que enseña la salvación, o voy por doquier siguiendo a gurús que me enseñan otra? ¿Un camino más seguro, o me refugio bajo el techo de las reglas y de los tantos preceptos dados por los hombres? ¿Y así me siento seguro, y con esta seguridad -es algo duro decir esto- compro mi salvación, que Jesús da gratuitamente, con la gratuidad de Dios?".

Oración de los fieles
Ferias del Tiempo Ordinario X
298. Reunidos, hermanos, para recordar los beneficios de nuestro Dios, pidámosle que inspire nuestras plegarias para que merezcan ser atendidas.
- Por el papa N., por nuestro obispo N., por todo el clero y el pueblo a ellos encomendado. Roguemos al Señor.
- Por todos los gobernantes y sus ministros, encargados de velar por el bien común. Roguemos al Señor.
- Por los navegantes, por los que están de viaje, por los cautivos y los encarcelados. Roguemos al Señor.
- Por todos nosotros, reunidos en este santo templo en la fe, devoción, amor y temor de Dios. Roguemos al Señor.
Que te sean gratos, Señor, los deseos de tu Iglesia suplicante, para que tu misericordia nos conceda lo que no podemos esperar por nuestros méritos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
Que estos dones, Señor, que te presentamos en honor de tus santos y que van a dar testimonio de tu poder y de tu gloria, nos alcancen de ti la salvación eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Super oblata
Súscipe, Dómine, quaesumus, hóstias pro salúte tuae plebis oblátas, quibus nos, intercedénte beáto N., et peccándi illécebras fúgere valeámus et caeléstibus propinquáre consórtiis. Per Christum.
PREFACIO DE LOS SANTOS PASTORES
La presencia de los santos Pastores en la Iglesia
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo, Señor nuestro.
Porque nos concedes la alegría de celebrar hoy la fiesta de san N., fortaleciendo a tu Iglesia con el ejemplo de su vida santa, instruyéndola con su palabra y protegiéndola con su intercesión.
Por eso, con los ángeles y la multitud de los santos, te cantamos el himno de alabanza diciendo sin cesar:
Santo, Santo, Santo...
PRAEFATIO DE SANCTIS PASTORIBUS
De praesentia sanctorum Pastorum in Ecclesia
Vere dignum et iustum est, aequum et salutáre, nos tibi semper et ubíque grátias ágere: Dómine, sancte Pater, omnípotens aetérne Deus: per Christum Dóminum nostrum.
Quia sic tríbuis Ecclésiam tuam sancti N. festivitáte gaudére, ut eam exémplo piae conversatiónis corróbores, verbo praedicatiónis erúdias, gratáque tibi supplicatióne tueáris.
Et ídeo, cum Angelórum atque Sanctórum turba, hymnum laudis tibi cánimus, sine fine dicéntes:
Sanctus, Sanctus, Sanctus...
PLEGARIA EUCARÍSTICA III. PREX EUCHARISTICA III.
Antífona de la comunión Cf. Lc 8, 15
Los que guardan la palabra de Dios con un corazón noble y generoso, dan fruto con paciencia.
O bien: Cf. Sal 83, 5

Bienaventurados los que viven en tu casa, Señor, alabándote siempre.
Antiphona ad communionem Cf. Lc 8, 15
Qui verbum Dei rétinent corde perfécto et óptimo, fructum áfferunt in patiéntia.
Vel: Cf. Ps 83, 5
Beáti qui hábitant in domo tua, Dómine, in perpétuum laudábunt te
Oración después de la comunión
Concédenos, Señor Dios nuestro, que, sostenidos por la protección de san N., vivamos, por este sacramento, regalo de tu sabiduría, con justa austeridad. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Post communionem
Annue, quaesumus, Dómine, Deus noster, ut, beáti N. fulti praesídio, per hoc tuae sapiéntiae sacraméntum aequa moderatióne vivámus. Per Christum.

MARTIROLOGIO

Elogios del día 7 de octubre
M
emoria de la santísima Virgen María del Rosario. En este día se pide la ayuda de la santa Madre de Dios por medio del Rosario o corona mariana, meditando los misterios de Cristo bajo la guía de aquélla que estuvo especialmente unida a la encarnación, pasión y resurrección del Hijo de Dios.
2. En Capua, de la Campania, san Marcelo, mártir (s. III/IV).
3. En Padua, en los confines de Venecia, santa Justina, virgen y mártir (s. III/IV).
4. En Betsaloe, de la provincia de Augusta Eufratesia, en Siria, santos Sergio y Baco, mártires (s. III/IV).
5. En Roma, san Marcos, papa, que fundó el título «in Palacinis» y edificó una basílica en el cementerio de Balbina, en la vía Ardeatina, donde fue sepultado (336).
6. En Bourges, ciudad de Aquitania, san Augusto, presbítero y abad, al cual una enfermedad le tenía manos y pies anquilosados, de manera que se aguantaba sobre las rodillas y codos, y fue milagrosamente curado por intercesión de san Martín. Reunió a muchos monjes y se dedicó a la plegaria continua (c. 560).
7*. En la ciudad de Saintes, también en Aquitania, san Paladio, obispo, que erigió una basílica sobre el sepulcro de san Eutropio y fomentó el culto de los santos en su ciudad episcopal (c. 596).
8*. En el monasterio de Bellafuente (después Valparaíso), en el reino de León, beato Martín, apellidado Cid, que fundó este cenobio y lo agregó a la Orden Cisterciense (1152).
9*. En el brazo de mar frente a Rochefort, en Francia, beato Juan Hunot, presbítero y mártir, que, por su condición de sacerdote, durante la persecución contra la Iglesia fue encarcelado en una vieja nave, demostrando durante la cautividad su fidelidad hacia Dios (1794).
10*. En la localidad de Benaguacil, en la región española de Valencia, beato José Llosá Balaguer, religioso de los Terciarios Capuchinos de la Virgen de los Dolores y mártir, que en la persecución contra la fe sufrió el martirio (1936)