lunes, 11 de septiembre de 2017

Lunes 16 octubre 2017, Lunes de la XXVIII semana del Tiempo Ordinario, feria, o santa Eduvigis, religiosa, memoria libre, o santa Margarita María de Alacoque, virgen, memoria libre.

SOBRE LITURGIA

CONGREGACIÓN PARA EL CULTO DIVINO Y LA DISCIPLINA DE LOS SACRAMENTOS
INSTRUCCIÓN QUINTA "PARA APLICAR DEBIDAMENTE LA CONSTITUCIÓN DEL CONCILIO VATICANO II SOBRE LA SAGRADA LITURGIA" (ad Const. art. 36)
"LITURGIAM AUTHENTICAM"  (28 de marzo de 2001). 
SOBRE EL USO DE LAS LENGUAS VERNÁCULAS EN LA EDICIÓN DE LOS LIBROS DE LA LITURGIA ROMANA

1. El Concilio Ecuménico Vaticano II, con sabiduría pastoral, ha deseado ardientemente custodiar, adaptando con sabiduría a la idiosincrasia de los diversos pueblos, la auténtica liturgia que nace de la tradición espiritual, viva y antiquísima, de la Iglesia; de modo que los fieles encuentren en la participación plena, consciente y activa de las acciones sagradas, especialmente de la celebración los sacramentos, una fuente abundante de gracias y un impulso para instruirse en el contenido del misterio cristiano. (1)

2. De aquí comenzó la gran labor, dirigida por los Sumos Pontífices, de disponer los libros litúrgicos del Rito Romano, lo que incluía su traducción (2) en lenguas vernáculas, de tal manera que se realizara una renovación diligente de la sagrada Liturgia, que era uno de los principales propósitos del citado Concilio.

3. La renovación litúrgica, hasta ahora, ha tenido resultados positivos gracias a la labor y pericia de muchos, especialmente de los Obispos, a cuyo cuidado y estudio es confiada tan grande y difícil tarea. Así mismo, se requiere la máxima prudencia y atención al preparar los libros litúrgicos, para que sean insignes por su sana doctrina, adecuados en su estilo, inmunes de todo influjo ideológico y, por lo demás, dotados de aquellas otras cualidades que permiten, mediante el lenguaje humano, que los sagrados misterios de la salvación y la fe indefectible de la Iglesia sean expresados en la oración, rindiendo un culto adecuado al Dios altísimo. (3)

[1] Concilio Vaticano II , Const. sobre la Sagrada Liturgia Sacrosanctum Concilium , nn. 1, 14, 21, 33; cf. Concilio de Trento, S ess. XXII, 17 de septiembre de 1562, Doctr. De ss. Missae sacrif ., C. 8: Denz.-Schönm. norte. 1749.
[2] La noción del acto de dar un texto dado a otro idioma se expresa a menudo en latín por las palabras versio, conversio, interpretatio, redditio, e incluso mutatio, transductio o palabras similares. Tal es también el caso en la Constitución Sacrosanctum Concilium y muchos otros documentos recientes de la Santa Sede. Sin embargo, el sentido que a menudo se atribuye a estos términos en las lenguas modernas implica alguna variación o discrepancia con el texto original y su significado. Con el fin de excluir cualquier ambigüedad en esta Instrucción, que trata explícitamente del mismo tema , se ha preferido la palabra translatio, con sus cognados. Incluso si su uso presenta alguna dificultad en cuanto al estilo latino o es redolente de un "neologismo", tales términos tienen sin embargo un cierto carácter internacional y son capaces de comunicar la intención presente de la Sede Apostólica, ya que pueden ser empleados en muchos idiomas sin el peligro de error.
[3] Cfr. S. Congr. para el Culto Divino , Carta a los Presidentes de las Conferencias de Obispos De Linguis vulgaribus en inducendis S. Liturgiam , 5 de junio de 1976: Notitiae 12 (1976) 300-302.


CALENDARIO

16 LUNES DE LA XXVIII SEMANA DEL T. ORDINARIO, feria o SANTA EDUVIGIS, religiosa, memoria libre o SANTA MARGARITA MARÍA ALACOQUE, virgen, m. libre


Misa de feria (verde) o de una de las memorias (blanco).
MISAL: para la feria cualquier formulario permitido (véase pág. 67, n. 5) / para la memoria de santa Eduvigis: 1ª orac. prop. y el resto del común de santos (para religiosos o para santas mujeres) o de un domingo del T. O. / para la memoria de santa Margarita Mª A.: 1ª orac. prop. y el resto del común de vírgenes (para una virgen) o de un domingo del T. O.; Pf. común o de la memoria.
LECC.: vol. III-impar.
- Rom 1, 1-7. Por Cristo hemos recibido la gracia del apostolado, para suscitar la obediencia de la fe entre los gentiles.
- Sal 97. R. El Señor da a conocer su salvación.
- Lc 11, 29-32. A esta generación no se le dará más signo que el signo de Jonás.
o bien: cf. vol. IV.

Liturgia de las Horas: oficio de feria o de una de las memorias.

Martirologio: elogs. del 17 de octubre, pág. 616.
CALENDARIOS: Plasencia y Teruel-Albarracín: Dedicación de la iglesia-catedral (F).
Salesas: Santa Margarita María de Alacoque, virgen (F). Congregación de los Sagrados Corazones y Reparadores: (MO).
Madres de los Desamparados y San José de la Montaña: Beata Petra de San José de la Montaña (F). Málaga: (ML).
Redentoristas: San Gerardo Mayela, religioso (MO).
Escolapios: Beato Pedro Casani, presbítero (MO).
Religiosos Camilos: Beata Josefina Vannini (ML).
Canónigos Regulares de Letrán: San Bertrán, obispo (ML).

TEXTOS MISA

Misa de la feria: del XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario (o de otro domingo del T. Ordinario).

Misa de santa Eduvigis:
Elogio del martirologio
Santa Eduvigis, religiosa, la cual, nacida en Baviera y duquesa de Silesia, demostró un gran interés en ayudar a los pobres, para los cuales fundó hospicios. Fallecido su marido, se retiró en el monasterio de monjas cistercienses que ella mismo había fundado, y del que era abadesa su hija Gertudis, lugar donde terminó su vida, en Trebnitz, en la actual Alemania, el día quince de octubre. (1243)

La oración colecta es propia, el resto es del común de santos y santas: II. Para monjes y religiosos, C. Para una monja.

16 de octubre
Santa Eduvigis, religiosa
Die 16 octobris
S. Hedvigis, religiosæ
Antífona de entrada Sal 51, 10
Como verde olivo, en la casa de Dios, confío en la misericordia de Dios por siempre jamás.
O bien:
Por amor a mi Señor Jesucristo, a quien vi, a quien amé, en quien creí, de quien me enamoré, tuve en nada los bienes de este mundo y la seducción del tiempo presente.
Antiphona ad introitum Cf. Ps 51, 10
Ego autem sicut olíva fructífera in domo Dei, sperávi in misericórdia Dei in aetérnum et in saeculum saeculi.
Vel:
Regnum mundi et omnem ornátum saeculi contémpsi propter amórem Dómini mei Iesu Christi, quem vidi, quem amávi, in quem crédidi, quem diléxi.
Oración colecta
Concédenos, Dios todopoderoso, que la valiosa intercesión de santa Eduvigis, cuya vida admirable ofrece a todos un ejemplo de humildad, nos obtenga la ayuda del cielo. Por nuestro Señor Jesucristo.
Collecta
Concéde, quaesumus, omnípotens Deus, ut veneránda nobis beátae Hedvígis intercéssio tríbuat caeléste subsídium, cuius vita mirábilis ómnibus humilitátis praestat exémplum. Per Dóminum.

Misa de santa Margarita María de A.:
Elogio del martirologio
Santa Margarita María Alacoque, virgen, monja de la Orden de la Visitación de la Virgen María, que progresó de modo admirable en la vía de la perfección y, enriquecida con gracias místicas, trabajó mucho para propagar el culto al Sagrado Corazón de Jesús, del que era muy devota. Murió en el monasterio de Paray-le-Monial, en la región de Autun, en Francia, el día diecisiete de octubre. (1690)

La oración colecta es propia de la memoria. El resto del formulario está tomado del común de vírgenes: II. Para una virgen 1.

16 de octubre
Santa Margarita María de Alacoque, virgen
Die 16 octobris
S. Margaritæ Mariæ Alacoque, virginis
Antífona de entrada
Esta es una virgen sabia y prudente, que salió a recibir a Cristo con la lámpara encendida.
O bien:
Qué hermosa eres, virgen de Cristo, que fuiste digna de recibir la corona del Señor, la corona de la perpetua virginidad.
Antiphona ad introitum
Haec est virgo sápiens, et una de número prudéntum, quae óbviam Christo cum lámpade accénsa éxiit.
Vel:
O quam pulchra es, virgo Christi, quae corónam Dómini digna fuísti accípere, corónam perpétuae virginitátis.
Oración colecta
Infunde, Señor, en en nosotros el espíritu con que enriqueciste de modo singular santa Margarita María de Alacoque, para que profundicemos en el amor de Cristo que supera todo conocimiento, y nos llenemos de tu plenitud infinita. Por nuestro Señor Jesucristo.
Collecta
Effúnde super nos, quaesumus, Dómine, spíritum, quo beátam Margarítam Maríam singuláriter ditásti, ut scire valeámus supereminéntem sciéntiae caritátem Christi, et impleámur in omnem plenitúdinem tuam. Per Dóminum.

LITURGIA DE LA PALABRA
Lecturas del Lunes de la XXVIII semana del Tiempo Ordinario, año impar (Lec. III-impar).

PRIMERA LECTURA Rom 1, 1-7
Por Cristo hemos recibido la gracia del apostolado, para suscitar la obediencia de la fe entre los gentiles
Comienzo de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos.

Pablo, siervo de Cristo Jesús, llamado a ser apóstol, escogido para el Evangelio de Dios, que fue prometido por sus profetas en las Escrituras Santas y se refiere a su Hijo, nacido de la estirpe de David según la carne, constituido Hijo de Dios en poder según el Espíritu de santidad por la resurrección de entre los muertos: Jesucristo nuestro Señor.
Por él hemos recibido la gracia del apostolado, para suscitar la obediencia de la fe entre todos los gentiles, para gloria de su nombre. Entre ellos os encontráis también vosotros, llamados de Jesucristo.
A todos los que están en Roma, amados de Dios, llamados santos, gracia y paz de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

Palabra de Dios.
R. Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial Sal 97, 1bcde. 2-3ab. 3cd-4 (R.: 2a)
R.
El Señor da a conocer su salvación. Notum fecit Dóminus salutáre suum.

V. Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas.
Su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo. R.
El Señor da a conocer su salvación. Notum fecit Dóminus salutáre suum.

V. El Señor da a conocer su salvación,
revela a las naciones su justicia.
Se acordó de su misericordia y su fidelidad
en favor de la casa de Israel. R.
El Señor da a conocer su salvación. Notum fecit Dóminus salutáre suum.

V. Los confines de la tierra han contemplado
la victoria de nuestro Dios.
Aclama al Señor, tierra entera;
gritad, vitoread, tocad. R.
El Señor da a conocer su salvación. Notum fecit Dóminus salutáre suum.

Aleluya Cf. Sal 94, 8a. 7d
R. Aleluya, aleluya, aleluya.
V. No endurezcáis hoy vuestro corazón; escuchad la voz del Señor. R. Hódie, nolíte obduráre corda vestra, sed vocem Dómini audíte..

EVANGELIO Lc 11, 29-32
A esta generación no se le dará más signo que el signo de Jonás
Lectura del santo Evangelio según san Lucas.
R. Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús, y él se puso a decirles:
«Esta generación es una generación perversa. Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás. Pues como Jonás fue un signo para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para esta generación.
La reina del Sur se levantará en el juicio contra los hombres de esta generación y hará que los condenen, porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón.
Los hombres de Nínive se alzarán en el juicio contra esta generación y harán que la condenen; porque ellos se convirtieron con la proclamación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás».

Palabra del Señor.
R. Gloria a ti, Señor Jesús.

Del Papa Francisco, Homilía en santa Marta, 13-octubre-2014
Jesús les define "generación perversa", en cuanto que "no entendieron que la ley que custodiaban y amaban era una pedagogía hacia Jesucristo". En efecto, "si la ley no lleva a Jesucristo, no nos acerca a Jesucristo, está muerta". Es por esto que Jesús reprende a los miembros de esa generación "por estar cerrados cerrados, por no ser capaces de conocer los signos de los tiempos, por no estar abiertos al Dios de las sorpresas, que no están en camino hacia ese triunfo final del Señor", hasta el punto que "cuando Él lo explicita, ellos creen que es una blasfemia".
De aquí la recomendación final de reflexionar sobre este tema, de interrogarse sobre los dos aspectos, preguntándose: "¿Estoy apegado a mis cosas, a mis ideas, cerrado? O ¿estoy abierto al Dios de las sorpresas?". Y también: "¿Soy una persona inactiva, o una persona que camina?". Y, en definitiva, concluyó, "¿creo en Jesucristo y en lo que hizo", es decir "que murió, resucitó... creo que el camino siga adelante hacia la madurez, hacia la manifestación de la gloria del Señor? ¿Soy capaz de entender los signos de los tiempos y ser fiel a la voz del Señor que se manifiesta en ellos?".

Oración de los fieles
Ferias del Tiempo Ordinario XVI
304. Oremos a Dios Padre.
- Por la Iglesia, en la pluralidad de ministerios y carismas. Roguemos al Señor.
- Por los que trabajan en las diversas profesiones. Roguemos al Señor.
- Por los impedidos y minusválidos. Roguemos al Señor.
- Por nosotros, que queremos ser fieles a nuestra vocación de cristianos. Roguemos al Señor.
Escucha, Señor, los ruegos de los que te suplican. Por Jesucristo nuestro Señor.

Memoria de santa Eduvigis:
Oración sobre las ofrendas
A ti, Señor, que con el consuelo temporal nos enseñas a no desesperar de las promesas eternas, te presentamos las ofrendas de nuestra devoción para consagrártelas en la conmemoración de santa N. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Super oblata
Devotiónis nostrae múnera, Dómine, in beátae N. commemoratióne tibi sacránda deférimus, qui temporáli consolatióne signíficas, ut promíssa non desperémus aetérna. Per Christum.
PREFACIO COMÚN V
Proclamación del misterio de Cristo
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo, Señor nuestro.
Porque con amor celebramos su muerte, con fe viva proclamamos su resurrección, y con firme esperanza anhelamos su venida gloriosa.
Por eso, con los santos y todos los ángeles, te alabamos, proclamando sin cesar:
Santo, Santo, Santo...
PRAEFATIO COMMUNIS V
Proclamatio mysterii Christi
Vere dignum et iustum est, aequum et salutáre, nos tibi semper et ubíque grátias ágere: Dómine, sancte Pater, omnípotens aetérne Deus: per Christum Dóminum nostrum.
Cuius mortem in caritáte celebrámus, resurrectiónem fide vívida confitémur, advéntum in glória spe firmíssima praestolámur.
Et ídeo, cum Sanctis et Angelis univérsis, te collaudámus, sine fine dicéntes:
Sanctus, Sanctus, Sanctus...
PLEGARIA EUCARÍSTICA II. PREX EUCHARÍSTICA II.
Antífona de la comunión Sal 44,2
Me brota del corazón un poema bello, recito mis versos a un Rey.
O bien: Cf . Lc 10, 42
Solo una cosa es necesaria: ella ha escogido la parte mejor y no le será quitada.
Antiphona ad communionem Ps 44, 2
Eructávit cor meum verbum bonum, dico ego ópera mea Regi.
Vel: Lc 10, 42
Unum est necessárium: óptimam partem elégit, quae non auferétur ab ea.
Oración después de la comunión
Renovados, Señor, en las fuentes de la salvación, te suplicamos, por intercesión de santa N., que, unidos a Cristo más íntimamente cada día, merezcamos participar en su reino de gracia. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Post communionem
Salutáribus, Dómine, fóntibus recreáti, te súpplices exorámus, ut, beátae N. intercessióne, Christo in dies intímius adhaeréntes, in eius regno grátiae mereámur esse consórtes. Per Christum.

Memoria de santa Margarita María de A.:
Oración sobre las ofrendas
Señor, al proclamarte admirable en santa N., virgen, suplicamos humildemente a tu majestad que, así como te agradaron sus méritos, aceptes de igual modo nuestro servicio. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Super oblata
In beáta vírgine N. te, Dómine, mirábilem praedicántes, maiestátem tuam supplíciter exorámus, ut, sicut eius tibi grata sunt mérita, sic nostrae servitútis accépta reddántur offícia. Per Christum.
PREFACIO COMÚN V
Proclamación del misterio de Cristo
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo, Señor nuestro.
Porque con amor celebramos su muerte, con fe viva proclamamos su resurrección, y con firme esperanza anhelamos su venida gloriosa.
Por eso, con los santos y todos los ángeles, te alabamos, proclamando sin cesar:
Santo, Santo, Santo...
PRAEFATIO COMMUNIS V
Proclamatio mysterii Christi
Vere dignum et iustum est, aequum et salutáre, nos tibi semper et ubíque grátias ágere: Dómine, sancte Pater, omnípotens aetérne Deus: per Christum Dóminum nostrum.
Cuius mortem in caritáte celebrámus, resurrectiónem fide vívida confitémur, advéntum in glória spe firmíssima praestolámur.
Et ídeo, cum Sanctis et Angelis univérsis, te collaudámus, sine fine dicéntes:
Sanctus, Sanctus, Sanctus...
PLEGARIA EUCARÍSTICA II. PREX EUCHARÍSTICA II.
Antífona de la comunión Cf. Mt 25, 6
Que llega el esposo, salid a recibir a Cristo, el Señor.
O bien: Sal 26,4

Una cosa pido al Señor, eso buscaré: habitar en la casa del Señor por los días de mi vida.
Antiphona ad communionem Cf. Mt 25, 6
Ecce Sponsus venit: exíte óbviam Christo Dómino.
Vel: Cf. Ps 26, 4
Unam pétii a Dómino, hanc requíram: ut inhábitem in domo Dómini ómnibus diébus vitae meae.
Oración después de la comunión
Señor, Dios nuestro, alimentados por la participación en estos dones divinos,
te pedimos que, a ejemplo de santa N., llevando en nuestro cuerpo la muerte de Jesús, nos esforcemos por unirnos solamente a ti. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Post communionem
Divíni múneris participatióne refécti, quaesumus, Dómine Deus noster, ut, exémplo beátae N., mortificatiónem Iesu in córpore nostro circumferéntes, tibi soli adhaerére studeámus. Per Christum.

MARTIROLOGIO

Elogios del día 17 de octubre
M
emoria de san Ignacio, obispo y mártir, que, discípulo del apóstol san Juan, fue el segundo sucesor de san Pedro en la sede de Antioquía, siendo condenado, en tiempo del emperador Trajano, al suplicio de las fieras y trasladado a Roma, donde consumó su glorioso martirio. Durante el viaje, mientras experimentaba la ferocidad de sus centinelas, semejante a la de los leopardos, escribió siete cartas dirigidas a diversas Iglesias, en las cuales exhortaba a los hermanos a servir a Dios unidos con el propio obispo y a que no le impidiesen poder ser inmolado como víctima por Cristo (107).
2. Conmemoración de san Oseas, profeta, que no sólo con sus palabras, sino con su misma vida mostró al Señor al pueblo infiel de Israel, como Esposo siempre fiel y movido por una misericordia infinita (s. VIII a. C.).
3. Conmemoración de los santos Rufo y Zósimo, mártires, de los que san Policarpo, como compañeros de martirio de san Ignacio, confirmó, cuando escribió a los filipenses, que Participaron en la pasión del Señor, no amaron la vida presente, si no a Aquél que por ellos y por todos los hombres murió y resucitó (107).
4. En África Proconsular, santos mártires Volitanos, a los que san Agustín celebró en un sermón (c. s. III).
5. En Licópolis, de Egipto, san Juan, eremita, que entre sus muchas virtudes se distinguió por su espíritu profético (s. IV).
6*. En Agen, ciudad de Aquitania, san Dulcidio, obispo, que luchó denodadamente por la fe católica contra la herejía arriana (s. V).
7. En la ciudad de Orange, en la Provenza, de la Galia, san Florencio, obispo (c. 524).
8*. En Toulouse, de nuevo en la Galia, muerte de san Gilberto, abad de Citeaux, el cual, nacido en Inglaterra, varón ilustre por su saber, defendió a santo Tomás Becket (1167).
9*. En Binaco, de la Lombardía, beato Baltasar Ravaschieri de Clavario, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores (1492).
10. En la ciudad de Wrexham, en el País de Gales, san Ricardo Gwyn, mártir, que, padre de familia y maestro de escuela, profesaba la fe católica, siendo encarcelado bajo la acusación de convencer a otras personas a la conversión, y después de repetidas torturas, manteniéndose en su fe, fue ahorcado y, aún respirando, descuartizado (1584).
11*. En Roma, beato Pedro de la Natividad de Santa María Virgen Casani, presbítero de la Orden de los Clérigos Regulares de las Escuelas Pías, que orientó sus dotes naturales y de la gracia a la educación de los niños, contento de servir a Dios en los párvulos (1647).
12. En Paray-le-Monial, en la región de Autun, en Francia, muerte de santa Margarita María Alacoque, virgen, cuya memoria se celebró ayer (1690).
13*. En la región de Laval, también en Francia, beato Jacobo Burin, presbítero y mártir, que durante la Revolución Francesa ejerció su ministerio pastoral a escondidas, debiendo pasar de casa en casa, hasta que fue fusilado mientras sostenía en sus manos el cáliz (1794).
14*. En Valenciennes, ciudad también de Francia, beatas María Natalia de San Luis (María Luisa Josefa) Vanot y cuatro compañeras (Sus nombres son: beatas María Laurentina de San Estanislao (Juana Regina) Prin, María Úrsula de San Bernardino (Jacinta Agustina Gabriela) Bourla, María Luisa de San Francisco (María Genoveva) Ducrez y María Agustina del Sagrado Corazón de Jesús (María Magdalena) Déjardin.), vírgenes de la Orden de las Ursulinas y mártires, que durante la Revolución Francesa, por odio a la fe católica, fueron condenadas a muerte y subieron al patíbulo recitando el salmo Miserere (1794).
15. En la ciudad de Hué, en Annam, san Isidoro Gagelin, presbítero de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París y mártir, que, por su fe en Cristo, fue estrangulado en tiempo del emperador Minh Mang (1833).
16*. En la localidad de Suna, junto al lago Maggiore, en Italia, beato Contardo Ferrini, que, dedicado a la educación de la juventud, superó con la fe y la vida cristiana las ciencias humanas (1902).
17*. En Ciudad Real, en España, beato Fidel Fuidio Rodríguez, religioso de la Sociedad de María y mártir, que durante la persecución religiosa descansó en el Señor al ser fusilado (1936).
18*. En la localidad de La Nucia, cerca de Alicante, también en España, beato Raimundo Esteban Bou Pascual, presbítero y mártir, que durante la misma persecución mereció, cual discípulo fiel, ser redimido por la sangre de Cristo (1936).
19*. En la ciudad de Algemesí, en la región de Valencia, también en España, beata Tarsila Córdoba Belda, mártir, que, siendo madre de familia, pasó a la gloria de Cristo en la misma persecución (1936).