Entrada destacada

Miércoles 1 marzo 2017, Cuaresma. Miércoles de Ceniza, feria.

martes, 6 de diciembre de 2016

Martes 10 enero 2017, Al inicio del año civil, misa "ad diversa".

SOBRE LITURGIA

PABLO VI. CARTA APOSTÓLICA MOTU PROPRIO "SACRUM DIACONATUS ORDINEM"
Normas para el restablecimiento del Diaconado permanente en la Iglesia Latina (18 de junio 1967).


Desde la edad apostólica, la Iglesia Católica tuvo en gran veneración el sagrado Orden del Diaconado, como lo demuestra el mismo San Pablo, quien expresamente saluda, además de los obispos, a los diáconos (1) y enseña a Timoteo las virtudes y méritos indispensables para que sean considerados dignos de su ministerio (2).

Además, el Concilio Ecuménico Vaticano II, en consideración a tan antiquísima tradición dio testimonio de honor al diaconado en la Constitución que toma su principio de las palabras "Lumen gentium" allí donde, tras ocuparse de los obispos y sacerdotes, hizo el elogio igualmente del tercer Orden sagrado, poniendo de manifiesto su dignidad y enumerando sus funciones (3).

En efecto, el Concilio "teniendo en cuenta que, según la disciplina actualmente vigente en la Iglesia latina", en muchas regiones no hay quien fácilmente desempeñe estas funciones, tan necesarias para la vida de la Iglesia y pudiendo remediar asunto de tanto interés, sabiamente decretó que "en el futuro se pudiese restaurar el diaconado como propio y permanente en la Jerarquía"

Si bien en los territorios de misión se da el hecho de que no pocos oficios diaconales se confían de ordinario a los laicos, sin embargo "es conveniente que cuantos ejercen verdaderamente el ministerio diaconal sean robustecidos y más estrechamente unidos al altar mediante la imposición de manos, que es tradición apostólica, para que más eficazmente cumplan el propio ministerio (4), en virtud de la gracia sacramental del diaconado". De este modo, se verá esclarecida la naturaleza propia de este orden que no debe considerarse como un puro y simple grado de acceso al sacerdocio. Insigne por el carácter indeleble y su gracia peculiar, se enriquece tanto que aquellos que son llamados a él puedan de modo estable dedicarse "a los ministerios de Cristo y de la Iglesia" (5).

Aunque el diaconado permanente deba ser instaurado, no necesariamente en toda la Iglesia latina dado que "será competencia de las distintas conferencias episcopales el decidir, con la aprobación del Sumo Pontífice, si se cree oportuno para la atención de los fieles, y en dónde, el establecer estos diáconos" (6), sin embargo, juzgamos no sólo oportuno sino también indispensable que se publiquen normas bien determinadas para acomodar la vigente disciplina a las nuevas enseñanzas del Concilio Ecuménico y para determinar las justas condiciones mediante las cuales no sólo se ordena oportunamente el ministerio diaconal, sino que la preparación misma de los candidatos responda más adecuadamente a su sagrada dignidad.

Ante todo, pues, si no se provee de otro modo, confirmamos y declaramos válido, inclusive para aquellos que permanezcan de modo estable en el diaconado, todo lo establecido en el Código de Derecho Canónico sobre los derechos y deberes comunes a todos los clérigos, ya propios. Respecto a los diáconos, además establecemos lo siguiente:

1. Cf. Phil. 1:1.
2. Cf. 1 Tim. 3:8-13.
3. Cf. AAS 57 (1965), p. 36 n. 29.
4. Cf. Concilio Vaticano II, Decreto: Ad gentes, n. 16: AAS 58 (1966) p. 967.
5. Cf. AAS 57 (1965), p. 46.
6. Ibíd. p. 36


CALENDARIO

10 MARTES DE LA I SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO, feria


Misa de feria (verde).
MISAL: cualquier formulario permitido (véase pág. 67, n. 5), Pf. común.
LECC.: vol. III-impar .
- Heb 2, 5-12. Convenía perfeccionar mediante el sufrimiento al jefe que iba a guiarlos a la salvación.
- Sal 8. R. Diste a tu Hijo el mando sobre las obras de tus manos.
- Mc 1, 21b-28. Les enseñaba con autoridad.

Liturgia de las Horas:
oficio de feria.

Martirologio: elogs. del 11 de enero, pág. 104.
CALENDARIOS: Instituto Catequista Dolores Sopeña: Beata Dolores Sopeña, virgen (F). Almería, Bilbao, Madrid y Toledo: (ML).
Dominicos: Beata Ana de los Ángeles Monteagudo, virgen (MO).
Hijos de la Sagrada Familia: Hallazgo de Jesús en el templo (MO).
Benedictinos: San Gregorio de Nisa, obispo (ML).
O. Cist. y OCSO: San Gregorio de Nisa, obispo, o san Guillermo, obispo cisterciense (ML).

TEXTOS MISA

AL COMIENZO DEL AÑO CIVIL
Esta misa puede decirse en los primeros días del año, con excepción del 1 de enero, solemnidad de Santa María, Madre de Dios.
INITIO ANNI CIVILIS
Haec Missa adhiberi nequit in sollemnitate sanctae Dei Genetricis Mariae, die 1 ianuarii.
Antífona de entrada Cf. SaI 64, 12
Coronas el año con tus bienes, tus carriles rezuman abundancia.
O bien: Mt 28, 30
Dice el Señor: «Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos».
Antiphona ad introitum Cf. Ps 64, 12
Benedíces corónae anni benignitátis tuae, et campi tui replebúntur ubertáte.
Vel: Mt 28, 20
Ecce ego vobíscum sum ómnibus diébus, dicit Dóminus, usque ad consummatiónem saeculi, alléluia.
Oración colecta
Oh, Dios, que sin principio ni fin eres el origen de todo lo creado, concédenos que este año, cuyo comienzo te ofrecemos, transcurra de tal modo que abundemos en lo necesario, y nos distingamos por la santidad de nuestras obras. Por nuestro Señor Jesucristo.
Collecta
Deus, qui, sine inítio et sine fine, totíus es princípium creatúrae, da nobis ita hunc annum, cuius inítia tibi dedicámus, transígere, ut et substántiis abundémus, et sanctitátis opéribus fulgeámus. Per Dóminum.

LITURGIA DE LA PALABRA
Lecturas del Martes de la I semana de Tiempo Ordinario, año impar (Lec. III-impar).

PRIMERA LECTURA Heb 2, 5-12
Convenía perfeccionar mediante el sufrimiento al jefe que iba a guiarlos a la salvación
Lectura de la carta a los Hebreos.

Dios no sometió a los ángeles el mundo venidero, del que estamos hablando; de ello dan fe estas palabras:
«¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él, o el ser humano, para que mires por él?
Lo hiciste poco inferior a los ángeles, lo coronaste de gloria y dignidad,
todo lo sometiste bajo sus pies».
En efecto, al someterle todo, nada dejó fuera de su dominio. Pero ahora no vemos todavía que le esté sometido todo.
Al que Dios había hecho un poco inferior a los ángeles, a Jesús, lo vemos ahora coronado de gloria y honor por su pasión y muerte. Pues, por la gracia de Dios, gustó la muerte por todos.
Convenía que aquel, para quien y por quien existe todo, llevara muchos hijos a la gloria perfeccionando mediante el sufrimiento al jefe que iba a guiarlos a la salvación.
El santificador y los santificados proceden todos del mismo. Por eso no se avergüenza de llamarlos hermanos, pues dice:
«Anunciaré tu nombre a mis hermanos,
en medio de la asamblea te alabaré».

Palabra de Dios.
R. Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial Sal 8, 2ab y 5. 6-7. 8-9 (R.: cf. 7a)
R.
Diste a tu Hijo el mando sobre las obras de tus manos. Constituísti Fílium tuum super ópera mánuum tuárum.

V. ¡Señor, dueño nuestro,
qué admirable es tu nombre en toda la tierra!
¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él,
el ser humano, para darle poder? R.
Diste a tu Hijo el mando sobre las obras de tus manos. Constituísti Fílium tuum super ópera mánuum tuárum.

V. Lo hiciste poco inferior a los ángeles,
lo coronaste de gloria y dignidad,
le diste el mando sobre las obras de tus manos. R.
Diste a tu Hijo el mando sobre las obras de tus manos. Constituísti Fílium tuum super ópera mánuum tuárum.

V. Todo lo sometiste bajo sus pies:
rebaños de ovejas y toros,
y hasta las bestias del campo,
las aves del cielo, los peces del mar,
que trazan sendas por el mar. R.
Diste a tu Hijo el mando sobre las obras de tus manos. Constituísti Fílium tuum super ópera mánuum tuárum.

Aleluya Cf. 1 Tes 2, 13
R. Aleluya, aleluya, aleluya.
V. Acoged la palabra de Dios, no como palabra humana, sino, cual es en verdad, como palabra de Dios. R.
Accípite verbum Dei, non verbum hóminum, sed, sicut est vere, verbum Dei.

EVANGELIO Mc 1, 21b-28
Les enseñaba con autoridad
Lectura del santo Evangelio según San Marcos.
R. Gloria a ti, Señor.

En la ciudad de Cafarnaún, el sábado entra Jesús en la sinagoga a enseñar; estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba con autoridad y no como los escribas. Había precisamente en su sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo y se puso a gritar:
«¿Qué tenemos que ver nosotros contigo, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios».
Jesús lo increpó:
«¡Cállate y sal de él!».
El espíritu inmundo lo retorció violentamente y, dando un grito muy fuerte, salió de él. Todos se preguntaron estupefactos:
«¿Qué es esto? Una enseñanza nueva expuesta con autoridad. Incluso manda a los espíritus inmundos y lo obedecen».
Su fama se extendió enseguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.

Palabra del Señor.
R. Gloria a ti, Señor Jesús.

Del Papa Francisco, Ángelus 1 febrero 2015
La nueva doctrina enseñada con autoridad por Jesús es la que la Iglesia lleva al mundo, juntamente con los signos eficaces de su presencia: la enseñanza autorizada y la acción liberadora del Hijo de Dios se convierten en palabras de salvación y gestos de amor de la Iglesia misionera. Recordad siempre que el Evangelio tiene la fuerza de cambiar la vida. No os olvidéis de esto. Se trata de la Buena Noticia, que nos transforma sólo cuando nos dejamos transformar por ella. Por eso os pido siempre tener un contacto cotidiano con el Evangelio, leerlo cada día, un trozo, un pasaje, meditarlo y también llevarlo con vosotros adondequiera que vayáis: en el bolsillo, en la cartera... Es decir, nutrirse cada día en esta fuente inagotable de salvación. ¡No os olvidéis! Leed un pasaje del Evangelio cada día. Es la fuerza que nos cambia, que nos transforma: cambia la vida, cambia el corazón.

Oración de los fieles
Ferias del Tiempo Ordinario II
290. Elevemos, hermanos, fervientes oraciones a Dios nuestro Padre.
- Para que proteja y guíe a su Iglesia santa. Roguemos al Señor.
- Para que el Señor llene de su gracia a los obispos, sacerdotes y ministros. Roguemos al Señor.
- Para que conceda a todo el mundo la justicia y la paz. Roguemos al Señor.
- Para que socorra a los que están en algún peligro. Roguemos al Señor.
- Para que a nosotros mismos nos conforte y conserve en su servicio. Roguemos al Señor.
Te pedimos, Dios de bondad, que te muestres favorable a las oraciones de los que te suplican. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
El sacrificio que te ofrecemos, Señor, sea grato a tu mirada, para que todos los que celebramos con alegría el comienzo de este año merezcamos recorrer el resto, día a día, en tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Super oblata
Sacrifícia quae tibi offérimus ita tuis óculis, Dómine, sint accépta, ut omnes, qui inítia huius anni cum laetítia celebrámus, réliquum excúrsum eius in tua mereámur transígere caritáte. Per Christum.
PLEGARIA EUCARÍSTICA D 3. PREX EUCHARISTICA PRO VARIIS NECESSITATIBUS III.
Antífona de la comunión Heb 13, 8
Jesucristo es el mismo ayer y hoy y siempre.
Antiphona ad communionem He 13, 8
Iesus Christus heri et hódie, ipse et in saecula.
Oración después de la comunión
Acompaña, Señor, al pueblo que ha participado en estos santos misterios, para que, a lo largo de todo el año, no se vean afectados por ningún peligro los que confían en tu protección. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Post communionem
Adésto, Dómine, pópulis, qui sacra mystéria contigérunt, ut in toto decúrsu huius anni nullis perículis affligántur, qui in tua semper protectióne confídunt. Per Christum.

MARTIROLOGIO

Elogios del día 11 de enero

1. En Roma, san Higinio, papa, que fue el octavo en ocupar la sede de san Pedro (142).
2. En África, san Salvio, mártir, del que habló san Agustín ante el pueblo de Cartago en el aniversario de su muerte (c. s. III).
3. En Tigava, ciudad de la provincia romana de Mauritania (hoy Argelia), san Tipaso, mártir, el cual, habiéndose retirado legítimamente del ejército, al ser reclamado de nuevo se negó a sacrificar a los dioses, siendo por ello degollado (297/298).
4. En Cesarea de Palestina, san Pedro, apellidado Apselami o Balsami, mártir en tiempo del emperador Maximino, al quien tanto el presidente del tribunal como los demás asistentes al juicio invitaban a considerar su juventud, pero él desatendió estas indicaciones y demostró su fe en Cristo muriendo con ánimo esforzado en el fuego, como oro purísimo (309).
5. En Brindisi, en la Apulia (hoy Italia), san Leucio, que es considerado como el primer obispo de la ciudad (s. IV).
6. En la ciudad de Pavía, en la Liguria (hoy Italia), traslación de santa Honorata, virgen consagrada a Dios y hermana de san Epifanio, obispo (s. V).
7. En el desierto de Judea, san Teodosio, cenobita, amigo de san Sabas, que después de una larga vida de soledad aceptó junto a sí a muchos discípulos e inculcó la vida comunitaria en los monasterios que construyó, y ya centenario, habiendo padecido persecución a causa de la fe católica, descansó en la paz de Cristo (529).
8*. En Forlí, ciudad de la región de Venecia (hoy Italia), san Paulino, obispo de Aquileya, que se esforzó en convertir a los ávaros y a los eslovenos, y presentó al rey Carlomagno un poema insigne sobre la Regla de la fe (802).
9*. En la ciudad de Catania, en Sicilia (hoy Italia), beato Bernardo Scammacca, presbítero, de la Orden de Predicadores, que se distinguió por su misericordia hacia los pobres y enfermos (1487).
10*. En Londres, en Inglaterra, beato Guillermo Carter, que estaba casado y, por haber publicado un tratado sobre el cisma, durante el reinado de Isabel I fue colgado y descuartizado en Tyburn (1584).
11. En el lugar de Bellegra, del Lacio (hoy Italia), santo Tomás de Cori (Francisco Antonio) Placidi, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, preclaro por la austeridad de vida y por la predicación, iniciador de los retiros (1729).
12*. En Gdansk, ciudad de Polonia, beato Francisco Rogaczewski, presbítero y mártir, que fue fusilado durante la ocupación de Polonia por un régimen contrario a Dios (1940).