Entrada destacada

Domingo 11 diciembre 2016, III Domingo de Adviento, ciclo A.

lunes, 10 de octubre de 2016

Textos para los ritos de Admisión: Modelo de Oración universal

Ritual de la Iniciación cristiana de adultos, 6-enero-1972 (ed. Española, reimpresión 2012)

Apéndice. Ritual de la Admisión a la plena comunión con la Iglesia Católica de los ya bautizados válidamente.

CAPÍTULO III. TEXTOS PARA LOS RITOS DE ADMISIÓN

II. MODELO DE ORACIÓN UNIVERSAL

30. V. Queridos hermanos: Dando gracias a Dios hemos recibido en la plena comunión de la Iglesia católica (y le hemos confirmado con los dones del Espíritu Santo), a este hermano nuestro, que ya
estaba inserto en Cristo por el Bautismo (y la Confirmación), para que enseguida participe con nosotros de la mesa del Señor. Llenos de gozo por este miembro recién admitido en la Iglesia católica, imploremos juntamente con él la gracia y la misericordia del Salvador.

- Por nuestro hermano, al que hoy hemos recibido entre nosotros, para que, con la ayuda del Espíritu Santo, persevere fielmente en su propósito, roguemos al Señor.

R. Escúchanos, Señor.

- Por todos los que creen en Cristo y por sus comunidades, para que lleguen a la perfecta unidad, roguemos al Señor.

R. Escúchanos, Señor.

- Por la Iglesia (comunidad), en la que fue Bautizado antes y educado el que acabamos de admitir, para que conozca siempre a Cristo profundamente y le anuncie eficazmente, roguemos al Señor.

R. Escúchanos, Señor.

- Por todos los que ya están inflamados en el deseo de la gracia celeste, para que sean conducidos a la plena verdad en Cristo, roguemos al Señor.

R. Escúchanos, Señor.

- Por los que todavía no creen en Cristo, el Señor, para que, iluminados por el Espíritu Santo, puedan emprender también ellos el camino de la salvación, roguemos al Señor.

R. Escúchanos, Señor.

- Por todos los hombres, para que, liberados del hambre y de la guerra, vivan continuamente en paz y tranquilidad, roguemos al Señor.

R. Escúchanos, Señor.

- Por nosotros mismos, para que en la fe, que hemos recibido gratuitamente, perseveremos hasta el fin, roguemos al Señor.

R. Escúchanos, Señor.

Oh Dios todopoderoso y eterno,
escucha las preces que te dirigimos,
para que te sirvamos continuamente
con una entrega que te sea agradable.
Por Jesucristo nuestro Señor.

R. Amén.

31. Si la admisión se celebra fuera de la Misa, el paso de la oración común a la Oración dominical (cf. n. 26) puede hacerse con éstas o parecidas palabras:

Celebrante:

Unamos nuestras preces, queridos hermanos, y recemos como nuestro Señor Jesucristo nos enseñó a orar.

Y junto con el pueblo continúa diciendo el Padre nuestro.

Si el admitido tenía costumbre en su comunidad de añadir a la Oración dominical la cláusula o doxología final Porque tuyo es el reino, etc., añádase en este lugar.