sábado, 22 de octubre de 2016

Bautismo adultos: Otras fórmulas para la bendición del agua.

Ritual de la Iniciación cristiana de adultos, 6-enero-1972 (ed. Española, reimpresión 2012)

Capítulo VI. TEXTOS DIVERSOS PARA LA CELEBRACIÓN DE LA INICIACIÓN DE LOS ADULTOS.

PARA LA CELEBRACIÓN DEL BAUTISMO


389. A los nn. 215, 216, 258, 349: Otras formulas para la bendición del agua:

1

Celebrante:
Bendito seas, Dios Padre Todopoderoso, porque has creado el agua que purifica y da la vida.
R. Bendito seas por siempre, Señor (u otra aclamación apropiada).

Celebrante:
Bendito seas, Dios Hijo Único del Padre, Jesucristo, porque de tu costado abierto hiciste brotar agua con la sangre, para que de tu muerte y resurrección naciera la Iglesia.
R. Bendito seas por siempre, Señor.

Celebrante:
Dios Espíritu Santo, porque ungiste a Cristo bautizado en las aguas del Jordán, para que todos seamos bautizados en ti.
R. Bendito seas, Bendito seas por siempre, Señor.

Celebrante:
*Escúchanos, Señor, Padre único, y santifica esta agua, criatura tuya, para que los bautizados en ella queden limpios de pecado y renazcan a la vida de hijos de Dios.
R. Escúchanos, Señor (u otra aclamación apropiada).

Celebrante:
Santifica esta agua, criatura tuya, para que los bautizados por ella en la muerte y resurrección de Cristo respondan a la imagen de tu Hijo.
R. Escúchanos, Señor.

El celebrante toca el agua con la mano derecha, y prosigue:
Santifica este agua, criatura tuya, para que el Espíritu Santo dé la vida nueva a tus elegidos y sean miembros de tu pueblo santo.
R. Escúchanos, Señor.

*Siempre que haya a mano agua bautismal ya bendecida, se omiten las invocaciones Escúchanos, Señor y las que siguen. En su lugar el celebrante dice:

Por el sacramento de esta agua bendecida,
da la vida espiritual a tus siervos (N. y N.)
y a tus siervas (N. y N.),
llamados al bautismo,
para que tengan vida eterna.
Por Jesucristo nuestro Señor.
R. Amén.

2

Celebrante:
Te bendecimos, Padre misericordioso, porque de la fuente del bautismo hiciste brotar en nosotros la nueva vida de hijos de Dios.
R. Bendito seas por siempre, Señor (u otra aclamación apropiada).

Celebrante:
Te bendecimos, Padre misericordioso, porque reúnes en un solo pueblo, por el agua y el Espíritu Santo, a todos los bautizados en tu Hijo Jesucristo.
R. Bendito seas por siempre, Señor.

Celebrante:
Te bendecimos, Padre misericordioso, porque nos haces libres para gozar de tu vida con el Espíritu Santo que infundes en nuestros corazones.
R. Bendito seas por siempre, Señor.

Celebrante:
Te bendecimos, Padre misericordioso, porque envías a los bautizados para que anuncien con gozo a todos los pueblos el Evangelio de Cristo.
R. Bendito seas por siempre, Señor.

Celebrante:
*Bendice +, ahora, Señor, esta agua,
en la que van a ser bautizados
tus siervos (N. y N.) y tus siervas (N. y N.),
a quienes has llamado al baño de la regeneración,
para que tengan la vida eterna.
Por Jesucristo nuestro Señor.
R. Amén.

*Siempre que haya a mano agua bautismal ya bendecida, se omite la invocación Bendice, ahora, Señor. En su lugar el celebrante dice:

Por el sacramento de esta agua bendecida,
da la vida espiritual a tus siervos (N. y N.)
y a tus siervas (N. y N.),
llamados al bautismo,
para que tengan vida eterna.
Por Jesucristo nuestro Señor.
R. Amén.