lunes, 24 de octubre de 2016

Bautismo adultos: Aclamaciones, Himnos y Troparios.

Ritual de la Iniciación cristiana de adultos, 6-enero-1972 (ed. Española, reimpresión 2012)

Capítulo VI. TEXTOS DIVERSOS PARA LA CELEBRACIÓN DE LA INICIACIÓN DE LOS ADULTOS.

PARA LA CELEBRACIÓN DEL BAUTISMO


ACLAMACIONES, HIMNOS y TROPARIOS

390. Aclamaciones tomadas de la Sagrada Escritura

1. ¿Quién como tú, Señor, entre los dioses?
¿Quién como tú, terrible entre los santos,
terrible por tus proezas, autor de maravillas? (Éx 15, 11)

2. Dios es la luz sin tiebla alguna. (1Jn 1, 5)

3. Dios es amor,
y quien permanece en el amor permanece en Dios. (1Jn 4, 16)

4. Un Dios, Padre de todo, que lo trasciende todo,
y lo penetra todo, y lo invade todo. (Ef 4, 6)

5. Contempladle y quedaréis radiantes. (Sal 33, 6)

6. Bendito sea Dios,
que os eligió en la persona de Cristo. (cf. Ef 1, 3-4)

7. Sois obra de Dios,
que nos ha creado en Cristo Jesús. (Ef 2, 10)

8. Queridos, ahora sois hijos de Dios,
y aún no se ha manifestado lo que seréis. (1Jn 3,2)

9. Qué amor os ha tenido el Padre,
para llamaros hijos de Dios, pues ¡lo sois! (1Jn 3, 1)

10. Dichosos los que lavan su ropa
en la sangre del Cordero. (Ap 22, 14)

11. Todos sois uno en Cristo Jesús. (Gá 3, 28)

12. Sed imitadores de Dios y vivid en el amor
como Cristo nos amó. (Ef 5, 1-2)


Himnos según el estilo del Nuevo Testamento

13. Bendito
seas Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo,
que en su gran misericordia,
por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos,
nos ha hecho nacer de nuevo para una esperanza viva,
para una herencia incorruptible,
que os está reservada en el cielo,
para la salvación que aguarda a manifestarse
en el momento final. (1P 1, 3-5)

14. Grande es el misterio que veneramos,
previsto antes de la creación del mundo
y manifestado al final de los tiempos:
Cristo Jesús,
que padeció y y murió porque era hombre,
pero fue devuelto a la vida por el Espíritu,
fue predicado a los paganos,
creído en el mundo,
subió al cielo
y dio dones a los hombres,
fue llevado a la gloria por encima de todos los cielos
para llenar el universo. (cf. 1Tm 3, 16)


Troparios tomados de la antigüedad y de las liturgias

15. Creemos en ti, Cristo; ilumina nuestros corazones,
para que seamos hijos de la luz.

16. Nos acercamos a ti, Señor;
concédenos vivir en ti y seremos
tus hijos adoptivos.

17. De tu costado, Cristo, brotó una fuente de agua,
que lava la suciedad del mundo
y renueva la vida.

18. Sobre las aguas clama la voz del Padre,
brilla la gloria del Hijo
y da vida el amor del Espíritu Santo.

19. Iglesia santa, abre tus brazos
y recibe a los nacidos por el Espíritu de Dios.

20. Alegraos, vosotros, elegidos de Dios,
sepultados con Cristo en su muerte,
resucitados en Cristo por la fe.

21. Ésta es la fuente de la vida,
que ha lavado al mundo entero;
brotó de la herida de Cristo.
Esperad el Reino de los cielos,
los que habéis renacido de esta fuente.