Entrada destacada

Domingo 11 diciembre 2016, III Domingo de Adviento, ciclo A.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Sábado 15 octubre 2016, Santa Teresa de Jesús, virgen y doctora, fiesta (España).

SOBRE LITURGIA

Misas de la Virgen María, 15 de agosto de 1986.
Orientaciones generales

IV. USO DE LAS «MISAS DE LA VIRGEN MARÍA»


27. Para que las Misas de la Virgen María consigan los fines pastorales que se proponen, es necesario que sean usadas correctamente en todos los lugares y por parte de todos los interesados.

Respeto a los tiempos del año litúrgico

28. El uso correcto de las «Misas» requiere ante todo, por parte del celebrante, el respeto a los tiempos del año litúrgico. Por consiguiente, los diversos formularios deben ser usados, de suyo, en el tiempo litúrgico al que han sido asignados. No obstante, por causa justa, algunos formularios pueden usarse también en otro tiempo litúrgico; por ejemplo:

‐ la misa de «Santa María de Nazaret», que se encuentra entre las misas del tiempo de Navidad (núm. 8), puede ser celebrada convenientemente también en el tiempo ordinario, si un grupo de fieles quiere conmemorar la vida de la Virgen en Nazaret y su valor ejemplar;

‐ la misa de «La Virgen María, madre de la reconciliación», que se encuentra entre los formularios del tiempo de Cuaresma (núm. 14), PLIMC ser usada correctamente en el tiempo ordinario, cuando se celebra la Eucaristía para suscitar sentimientos de reconciliación y de concordia.

Por el contrario, misas como la de «La Virgen María en la Epifanía del Señor» (núm. 6) o la de «La Virgen María en la resurrección del Señor» (núm. 15) no pueden ser celebradas fuera del tiempo de Navidad o de Pascua, respectivamente, a causa de la pertenencia a un determinado tiempo litúrgico.

CALENDARIO

15 SÁBADO. Hasta la hora nona:
SANTA TERESA DE JESÚS, virgen y doctora, fiesta


Fiesta de santa Teresa de Jesús, virgen y doctora de la Iglesia, la cual, nacida en Ávila, ciudad de España, y agregada a la Orden Carmelitana, llegó a ser madre y maestra de una observancia más estrecha; en su corazón concibió un plan de crecimiento espiritual bajo la forma de una ascensión por grados del alma hacia Dios, pero a causa de la reforma de su Orden hubo de sufrir dificultades, que superó con ánimo esforzado. Compuso libros, en los que muestra una sólida doctrina y el fruto de su experiencia (elog. del Martirologio Romano).

Misa de la fiesta (blanco).
bl MISAL: ants. y oracs. props., Gl., Pf. santas vírgenes y religiosos.
LECC.: vol. V.
- Eclo 15, 1-6. Lo llena de sabiduría e inteligencia.
- Sal 88. R. Contaré tu fama a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré.
- Mt 11, 25-30. Soy manso y humilde de corazón.

* Hoy no se permiten las Misas de difuntos, excepto la exequial.

Liturgia de las Horas: oficio de la fiesta. Te Deum.

Martirologio: elogs. del 16 de octubre, pág. 614.
CALENDARIOS: Arzobispado Castrense-Cuerpo de Intendencia del Ejército de Tierra, Ávila, Salamanca, Valladolid y Carmelitas Descalzos: (S). OCSO: (MO).
Arzobispado Castrense: Aniversario de la ordenación episcopal del cardenal José Manuel Estepa Llaurens, arzobispo, emérito (1972).

15 SÁBADO. Después de la hora nona:
VIGESIMONOVENA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO
Primera semana del salterio
Misa
vespertina del XXIX Domingo del tiempo ordinario (verde).
Liturgia de las Horas: I Vísp. del oficio dominical. Comp. Dom. I.

TEXTOS MISA

Elogio del martirologio
Fiesta de santa Teresa de Jesús, virgen y doctora de la Iglesia, la cual, nacida en Ávila, ciudad de España, y agregada a la Orden Carmelitana, llegó a ser madre y maestra de una observancia más estrecha; en su corazón concibió un plan de crecimiento espiritual bajo la forma de una ascensión por grados del alma hacia Dios, pero a causa de la reforma de su Orden hubo de sufrir dificultades, que superó con ánimo esforzado. Compuso libros, en los que muestra una sólida doctrina y el fruto de su experiencia. (1582)

15 de octubre
Santa Teresa de Jesús, virgen y doctora de la Iglesia
Fiesta
Die 15 octobris
S. Teresiæ a Iesu, virginis et Ecclesiæ doctoris
Festum
Antífona de entrada Sal 41, 2-3
Como busca la cierva corrientes de agua, así mi alma te busca a ti, Dios mío; tiene sed de Dios, del Dios vivo.
Antiphona ad introitum Cf. Ps 41,2-3
Quemádmodum desíderat cervus ad fontes aquárum, ita desíderat ánima mea ad te, Deus. Sitívit ánima mea ad Deum fortem vivum.
Se dice Gloria. Dicitur Gloria in excesis.
Oración colecta
Señor Dios nuestro, que por tu Espíritu has suscitado a santa Teresa de Jesús, para mostrar a tu Iglesia el camino de la perfección, concédenos vivir de su doctrina y enciende en nosotros el deseo de la verdadera santidad. Por nuestro Señor Jesucristo.
Collecta
Deus, qui per Spíritum tuum beátam Terésiam suscitásti, ut requiréndae perfectiónis sémitam Ecclésiae manifestáret, da nobis et caeléstis eius doctrínae pábulo semper nutríri, et verae sanctitátis desidério accéndi. Per Dóminum.

LITURGIA DE LA PALABRA
Lecturas de la Fiesta de Santa Teresa de Jesús (Lecc. ant. V)

PRIMERA LECTURA Ecl 15, 1-6
Lo llena de sabiduría e inteligencia

Lectura del libro del Eclesiástico.

El que teme al Señor obrará así, observando la ley, alcanzará la sabiduría. Ella le saldrá al encuentro como una madre y lo recibirá como la esposa de la juventud; lo alimentará con pan de sensatez y le dará a beber agua de prudencia; apoyado en ella no vacilará y confiado en ella no fracasará; lo ensalzará sobre sus compañeros, para que abra la boca en la asamblea; lo llena de sabiduría e inteligencia, lo cubre con vestidos de gloria; alcanzará gozo y alegría, le dará un nombre perdurable.

Palabra de Dios.
R. Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial Sal 88, 2-3. 6-7. 8-9. 16-17. 18-19 (R.: Sal 21, 23)
R.
Contaré tu fama a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré. Narrábo nomen tuum frátribus meis, in médio ecclésiae laudábo te.

V. Cantaré eternamente las misericordias del Señor,
anunciaré tu fidelidad por todas las edades.
Porque dije: «Tu misericordia es un edificio eterno,
más que el cielo has afianzado tu fidelidad. R.
Contaré tu fama a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré. Narrábo nomen tuum frátribus meis, in médio ecclésiae laudábo te.

V. El cielo proclama tus maravillas, Señor,
y tu fidelidad, en la asamblea de los ángeles.
¿Quién sobre las nubes se compara a Dios?
¿Quién como el Señor entre los seres divinos? R.
Contaré tu fama a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré. Narrábo nomen tuum frátribus meis, in médio ecclésiae laudábo te.

V. Dios es temible en el consejo de los ángeles,
es grande y terrible para toda su corte.
Señor de los ejércitos, ¿quién como tú?
El poder y la fidelidad te rodean. R.
Contaré tu fama a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré. Narrábo nomen tuum frátribus meis, in médio ecclésiae laudábo te.

V. Dichoso el pueblo que sabe aclamarte:
caminará, oh Señor, a la luz de tu rostro;
tu nombre es su gozo cada día,
tu justicia es su orgullo. R.
Contaré tu fama a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré. Narrábo nomen tuum frátribus meis, in médio ecclésiae laudábo te.

V. Porque tú eres su honor y su fuerza,
y con tu favor realzas nuestro poder.
Porque el Señor es nuestro escudo,
y el Santo de Israel nuestro rey. R.
Contaré tu fama a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré. Narrábo nomen tuum frátribus meis, in médio ecclésiae laudábo te.

Aleluya Si 39, 14
R. Aleluya, aleluya, aleluya.
V.
Los pueblos contarán tu sabiduría, y la asamblea anunciará su alabanza.
Sapiéntiam eius enarrábunt gentes, et laudem eius enuntiábit ecclésia.
R.

EVANGELIO Mt 11, 25-30
Soy manso y humilde de corazón
Lectura del santo Evangelio según san Mateo.
R. Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, exclamó Jesús:
-«Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.
Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

Palabra del Señor.
R. Gloria a ti, Señor Jesús.

Del Catecismo de la Iglesia Católica
2700
Por medio de su Palabra, Dios habla al hombre. Por medio de palabras, mentales o vocales, nuestra oración toma cuerpo. Pero lo más importante es la presencia del corazón ante Aquél a quien hablamos en la oración. "Que nuestra oración se oiga no depende de la cantidad de palabras, sino del fervor de nuestras almas" (San Juan Crisóstomo, ecl. 2).
2704 La más interior de las oraciones no podría prescindir de la oración vocal. La oración se hace interior en la medida en que tomamos conciencia de Aquél "a quien hablamos" (Santa Teresa de Jesús, cam. 26). Entonces la oración vocal se convierte en una primera forma de oración contemplativa.


Oración de los fieles
355. Con el ejemplo y patrocinio de santa Teresa, maestra y modelo de oración, presentemos a Dios nuestras súplicas.
- Pidamos al Señor el bien de su Iglesia: no ande siempre en tanta tempestad esta nave de la Iglesia. Roguemos al Señor.
- Roguemos por los sacerdotes más obligados a ser buenos que otros. Roguemos al Señor.
- Pidamos al Señor por los predicadores y teólogos: y pues los más están en religión, que vayan muy adelante en su perfección. Roguemos al Señor.
- Acordémonos de los enfermos: qué de pobres habrá que no tengan a quien quejarse. Roguemos al Señor.
- Pidamos por los pecadores: supla la piedad y misericordia que Dios siempre tuvo a los pecadores. Roguemos al Señor.
- Roguemos por nosotros mismos: para que veamos clara la gran misericordia que el Señor hizo con nosotros y tengamos ánimo para tener oración. Roguemos al Señor.
Padre omnipotente, fuente de vida, el amor y la verdad, que nos llamas a vivir continuamente en comunión contigo; concédenos aquello que te hemos pedido llenos de confianza. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
Señor, sean aceptables a tu majestad los dones que te presentamos, como te fue grato el don de sí misma, que te ofreció santa Teresa de Jesús. Por Jesucristo nuestro Señor.
Super oblate
Múnera nostra, Dómine, tuae sint accépta maiestáti, cui beátae Terésiae tantópere plácuit devotiónis obséquium. Per Christum.
PLEGARIA EUCARÍSTICA IV. PREX EUCHARISTICA IV.
Antífona de la comunión Sal 88, 2
Cantaré eternamente las misericordias del Señor, anunciaré tu fidelidad por todas las edades.
Antiphona ad communionem Ps 88,2
Misericórdias Dómini in aetérnum cantábo; in generatiónem et generatiónem annuntiábo veritátem tuam in ore meo.
Oración después de la comunión
Señor, Dios nuestro, concede a tu pueblo, alimentado con el pan celestial, cantar eternamente tus misericordias como santa Teresa de Jesús. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Post communionem
Súbdita tibi família, Dómine Deus noster, quam caelésti pane satiásti, fac ut, exémplo beátae Terésiae, misericórdias tuas in aetérnum cantáre laetétur. Per Christum.

MARTIROLOGIO

Elogios del día 16 de octubre

Santa Eduvigis, religiosa, que, nacida en Baviera y duquesa de Silesia, demostró un gran interés en ayudar a los pobres, para los cuales fundó hospicios, y, fallecido su marido, se retiró en el monasterio de monjas cistercienses que ella mismo había fundado y del que era abadesa su hija Gertudis, terminando allí sus días, en Trebnitz, el día quince de octubre (1243).
Santa Margarita María Alacoque, virgen, monja de la Orden de la Visitación de la Virgen María, que progresó de modo admirable en la vía de la perfección y, enriquecida con gracias místicas, trabajó mucho para propagar el culto al Sagrado Corazón de Jesús, del que era muy devota. Murió en el monasterio de Paray-le-Monial, en la región de Autun, en Francia, el día diecisiete de octubre (1690).
3. En Jerusalén, conmemoración de san Longinos, venerado como el soldado que abrió con la lanza el costado del Señor crucificado (s. I).
4. En la región de Toul, en la Galia, san Elifio, que se es venerado como mártir (s. IV).
5. Conmemoración de los santos Martiniano y Saturiano, mártires en África, junto con dos hermanos suyos, los cuales, durante la persecución llevada por los vándalos bajo el rey arriano Genserico, eran esclavos de un vándalo y fueron convertidos a la fe de Cristo por otra esclava, santa Máxima, virgen. Por su constancia en la fe católica fueron apaleados con varas nudosas hasta descubrir sus huesos y, desterrados a la región de los mauritanos, por convertir a algunos de ellos a la fe de Cristo fueron condenados a muerte. Santa Máxima, después de superar muchos combates, terminó como madre de muchas vírgenes en un monasterio (s. V).
6. En el territorio de Limoges, en Aquitania, san Amando y su discípulo san Juniano, eremitas (s. VI).
7. Cerca de Arbona, en Germania, san Galo, presbítero y monje, que, aún adolescente, fue recibido por san Columbano en el monasterio de Bangor, en Hibernia, para dedicarse después a propagar el Evangelio en estas regiones, enseñando a los hermanos la disciplina monástica. Descansó en el Señor ya casi centenario (645).
8*. En Noyon, de Neustria, san Mumolno, obispo, que, siendo monje, ayudó a san Audomaro en la tarea de evangelizar, hasta que fue elegido obispo para suceder a san Eligio (c. 680).
9. En el monasterio de Hersfeld, en la Franconia, de Germania, san Lulo, obispo de Maguncia, que siendo compañero y colaborador de san Bonifacio en la misión de evangelizar, fue ordenado obispo por él, para que fuese maestro de los presbíteros, doctor de la Regla para los monjes, predicador fiel y pastor para el pueblo cristiano (786).
10*. En la región de Retz, cerca de Nantes, en la Bretaña Menor, san Vidal, eremita (s. VIII).
11*. En la región de Mirepoix, cerca de los Pirineos, en la Galia, san Gauderico, agricultor, célebre por su devoción a la Madre de Dios (c. 900).
12*. En Brioude, en la región de los arvernios, en Aquitania, santa Bonita, virgen (s. IX/XI).
13*. Cerca de Pamiers, junto a los Pirineos, también en la Galia, san Anastasio, monje, el cual, nacido en Venecia, abrazó la vida eremítica en la isla de Tombolenia, cerca de Mont-Saint-Michel, pasando después al monasterio de Cluny, para terminar viviendo en soledad los últimos años de su vida (c. 1085).
14. En Comminges, de nuevo junto a los Pirineos, en la Galia, san Bertrán o Bertrando, obispo, que, siguiendo los consejos del papa san Gregorio VII, trabajó incansable para la reforma de la Iglesia, reconstruyó su ciudad abandonada y derruida, edificó la iglesia catedral, en la que instituyó una comunidad de canónigos regulares según la Regla de san Agustín (c. 1123).
15*. En el monasterio de Igny, en la región de Reims, en la Galia, muerte del beato Gererdo, abad de Clairvaux, que, durante la visita que hacía en este monasterio, fue asesinado por un monje al que había reprendido (1177).
16. En Muros, de Lucania, san Gerardo Maiella, religioso de la Congregación del Santísimo Redentor, que, lleno de amor por Dios, abrazó un género de vida austera y, consumido por el celo por Dios y las almas, aún joven descansó en el Señor (1755).
17*. Cerca de Cracovia, en Polonia, en el campo de concentración de Oswiecim o Auschwitz, beatos Aniceto Koplinski, de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, y José Jankowski, de la Sociedad del Apostolado Católico, presbíteros y mártires, que durante la ocupación militar de su patria por gente contraria a Dios y a la fe, proclamaron su fe en Cristo hasta la muerte, el primero en la cámara de gas y el segundo asesinado por los guardias del campo (1941).