Entrada destacada

Domingo 4 diciembre 2016, II Domingo de Adviento, ciclo A.

lunes, 5 de septiembre de 2016

Lunes 10 octubre 2016, Santo Tomás de Villanueva, obispo, memoria libre.

SOBRE LITURGIA

Misas de la Virgen María, 15 de agosto de 1986.
Orientaciones generales

En las misas de santa María se celebran las intervenciones de Dios para salvar a los hombres


7. Entre estos acontecimientos de salvación, la Iglesia celebra, al comienzo del año litúrgico, la obra divina de preparación de la Madre del Redentor, en la cual, «tras la larga espera de la promesa, se cumple la plenitud de los tiempos y se inaugura la nueva economía» (17). En efecto, Dios vino sobre María con su gracia y la preservó de toda mancha de pecado desde el primer instante de su concepción, la llenó de los dones del Espíritu Santo y la rodeó con su amor incesante, realizando en ella «obras grandes» (18) en orden a la salvación de los hombres.

8. La Iglesia celebra la intervención de Dios en la encarnación del Verbo, en el nacimiento de Cristo, en su manifestación a los pastores, primicias de la Iglesia que surge de los judíos (19), y a los magos, primicias de la Iglesia surgida de los paganos (20); y en otros episodios de la infancia del Salvador, hechos salvadores a los que María estuvo íntimamente ligada. Por consiguiente, muchos formularios de misas, entre los que hay no pocos de gran valor litúrgico y de venerable antigüedad, celebran los misterios de la infancia de Cristo y conmemoran y ponen de manifiesto a la vez la participación que tuvo en ellos su Madre.

9. La Iglesia venera también a la bienaventurada Virgen María, «que intervino en los misterios de Cristo» (21), al celebrar litúrgicamente la vida pública del Salvador, en la que Dios Padre actuó de modo admirable. «En la vida pública de Jesús, su Madre aparece con especial relieve: ya al principio cuando las bodas de Caná de Galilea, movida a misericordia, consiguió por su intercesión el comienzo de los milagros de Jesús Mesías (22). En el decurso de la predicación de su Hijo recibió las palabras con las que, elevando el Reino de Dios por encima de los motivos y vínculos de la carne y de la sangre, proclamó bienaventurados a los que oían y observaban la palabra de Dios (23) como ella lo hacía fielmente» (24).

10. Pero donde la Iglesia celebra principalmente la acción de Dios es en el misterio pascual de Cristo y, al celebrarlo, encuentra a la Madre indisolublemente asociada al Hijo; en efecto, en la pasión del Hijo la bienaventurada Virgen «sufrió vivamente con su Unigénito y se asoció con corazón maternal a su sacrificio, dando su consentimiento con amor a la inmolación de la víctima engendrada por ella misma» (25); en su resurrección fue colmada de alegría inefable (26); después de su ascensión al cielo, unida en oración con los Apóstoles y los primeros discípulos, imploró en el Cenáculo «el don del Espíritu, quien ya la había cubierto con su sombra en la anunciación» (27).

(17) Ibid., n. 55.
(18) Cf. Lc 1, 49.
(19) Cf. Lc 2, 15-16.
(20) Cf. Mt 2, 1-12.
(21) Conc. Vat. II, Cont. Dogm. Lumen gentium, n. 66.
(22) Cf. Jn 2, 1-11.
(23) Cf. Mt 3, 35; Lc 11, 27-28.
(24) Cf. Lc 19. 51. Conc. Vat. II, Const. Dogm. Lumen gentium, n. 58.
(25) Conc. Vat. II, Const. Dogm. Lumen gentium, n. 58.
(26) Cf. Liturgia Horarum, Preces (segundo formulario) de las I y II Vísperas del Común de santa María Virgen.
(27) Conc. Vat. II, Const. Dogm. Lumen gentium, n. 59.


CALENDARIO

10 LUNES DE LA XXVIII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO, feria o SANTO TOMÁS DE VILLANUEVA, obispo, memoria libre


Misa de feria (verde) o de la memoria (blanco).
ve bl MISAL: para la feria cualquier formulario permitido (véase pág. 73, n. 5; y en el presente año jubilar: pp. 26ss, nn. 16. 24) / para la memoria oracs. props. y el resto del común o de un domingo del T. O., Pf. común o de la memoria.
LECC.: vol. IV (o bien: vol. III-par de las nuevas ediciones).
- Gál 4, 22-24. 26-27. 31-5, 1. No somos hijos de la esclava, sino de la mujer libre.
- Sal 112. R. Bendito sea el nombre del Señor por siempre.
- Lc 11, 29-32. A esta generación no se le dará más signo que el signo de Jonás.
o bien: cf. vol. V (o bien: vol. IV de las nuevas ediciones).

Liturgia de las Horas: oficio de feria o de la memoria.

Martirologio: elogs. del 11 de octubre, pág. 605.
CALENDARIOS: Ceuta-ciudad: San Daniel, presbítero, y compañeros, mártires (S). Ceuta-diócesis: (F). Franciscanos: (ML).
Misioneros Combonianos: San Daniel Comboni, obispo (S).
Ciudad Real: Santo Tomás de Villanueva, obispo (S). Valencia y Agustinos: (F). Salamanca y Alcalá de Henares: (MO).
Calahorra y La Calzada-Logroño y Zaragoza: Dedicación de la iglesia-catedral (F).
Familía Mínima: San Daniel Comboni, obispo (MO).
Pamplona-Tudela: Beata María Catalina Irigoyen Echegaray, virgen (ML).
Canónigos Regulares de Letrán: San Juan de Bridlington, presbítero (ML).
Orden de San Juan de Jerusalén: San Juan XXIII, papa (ML).
Orden Premonstratense: San Gereón y compañeros, mártires (ML).

TEXTOS MISA

Elogio del martirologio
Santo Tomás de Villanueva, obispo, que, siendo religioso de la Orden de Ermitaños de San Agustín, aceptó por obediencia el episcopado, donde sobresalió, entre otras virtudes pastorales, por un encendido amor hacia los pobres hasta entregarles todos los bienes, incluida la propia cama. Falleció en Valencia, ciudad de España. (1555)

En castellano las 3 oraciones son propias, las antífonas están tomadas del común de pastores 3. Obispos 3. En latín he tomado el formulario del Commune Pastorum, Pro Episcopo 1.

10 de octubre
Santo Tomás de Villanueva, obispo
COMMUNE PASTORUM
Pro Episcopo 1
Antífona de entrada Ez 34, 11. 23-24
Buscaré a mis ovejas -dice el Señor- y suscitaré un pastor que las apaciente: yo, el Señor, seré su Dios.
Antiphona ad introitum Cf. Ez 34, 11 23-24
Visitábo oves meas, dicit Dóminus, et suscitábo pastórem qui pascat eas: ego autem Dóminus ero eis in Deum.
Oración colecta
Oh Dios, que quisiste asociar a santo Tomás de Villanueva, insigne por su doctrina y caridad, al número de los santos pastores de tu Iglesia, concédenos, por su intercesión, la gracia de permanecer continuamente entre los miembros de tu familia santa. Por nuestro Señor Jesucristo.
Collecta
Omnípotens sempitérne Deus, qui beátum N. epíscopum plebi tuae sanctae praeésse voluísti, quaesumus, ut, eius suffragántibus méritis, pietátis tuae grátiam largiáris. Per Dóminum.

LITURGIA DE LA PALABRA
Lecturas del Lunes de la XXVIII semana del Tiempo Ordinario, año par (Lecc. III-par).

PRIMERA LECTURA 4, 22-24. 26-27. 31-5, 1
No somos hijos de la esclava, sino de la libre

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas.

Hermanos:
Está escrito que Abrahán tuvo dos hijos, uno de la esclava
y otro de la libre; pero el hijo de la esclava nació según la carne
y el de la libre en virtud de una promesa.
Estas cosas son una alegoría: aquellas representan dos alianzas.
Una, la del monte Sinaí, engendra para la esclavitud, y es Agar.
En cambio, la Jerusalén de arriba es libre; y esa es nuestra madre. Pues está escrito:
«Alégrate, estéril, la que no dabas a luz,
rompe a gritar de júbilo, la que no tenías dolores de parto, 
porque serán muchos los hijos de la abandonada;
más que los de la que tiene marido».
Así, pues, hermanos, no somos hijos de la esclava, sino de la libre.
Para la libertad nos ha liberado Cristo.
Manteneos, pues, firmes, y no dejéis que vuelvan a someteros a yugos de esclavitud.

Palabra de Dios.
R. Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial Sal 112, 1b-2. 3-4. 5a y 6-7 (R.: cf. 2)
R.
Bendito sea el nombre del Señor por siempre. Sit nomen Dómini benedíctum in sæcula.
O bien: Aleluya.

V. Alabad, siervos del Señor,
alabad el nombre del Señor.
Bendito sea el nombre del Señor,
ahora y por siempre. R.
Bendito sea el nombre del Señor por siempre. Sit nomen Dómini benedíctum in sæcula.

V. De la salida del sol hasta su ocaso,
alabado sea el nombre del Señor.
El Señor se eleva sobre todos los pueblos,
su gloria sobre los cielos. R.
Bendito sea el nombre del Señor por siempre. Sit nomen Dómini benedíctum in sæcula.

V. ¿Quién como el Señor, Dios nuestro,
que se abaja para mirar
al cielo y a la tierra?
Levanta del polvo al desvalido,
alza de la basura al pobre. R.
Bendito sea el nombre del Señor por siempre. Sit nomen Dómini benedíctum in sæcula.

Aleluya Cf. Sal 94, 8a. 7D
R. Aleluya, aleluya, aleluya.
V.
No endurezcáis hoy vuestro corazón; escuchad la voz del Señor.
Hódie, nolíte obduráre corda vestra, sed vocem Dómini audíte..
R.

EVANGELIO Lc 11, 29-32
A esta generación no se le dará más signo que el signo de Jonás
Lectura del santo Evangelio según san Lucas.
R. Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús, y él se puso a decirles:
«Esta generación es una generación perversa. Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás. Pues como Jonás fue un signo para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para esta generación.
La reina del Sur se levantará en el juicio contra los hombres de esta generación y hará que los condenen, porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón.
Los hombres de Nínive se alzarán en el juicio contra esta generación y harán que la condenen; porque ellos se convirtieron con la proclamación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás».

Palabra del Señor.
R. Gloria a ti, Señor Jesús.

Del Papa Francisco, Homilía en santa Marta 13-octubre-2014
Jesús les define "generación perversa", en cuanto que "no entendieron que la ley que custodiaban y amaban era una pedagogía hacia Jesucristo". En efecto, "si la ley no lleva a Jesucristo, no nos acerca a Jesucristo, está muerta". Es por esto que Jesús reprende a los miembros de esa generación "por estar cerrados cerrados, por no ser capaces de conocer los signos de los tiempos, por no estar abiertos al Dios de las sorpresas, que no están en camino hacia ese triunfo final del Señor", hasta el punto que "cuando Él lo explicita, ellos creen que es una blasfemia".
De aquí la recomendación final de reflexionar sobre este tema, de interrogarse sobre los dos aspectos, preguntándose: "¿Estoy apegado a mis cosas, a mis ideas, cerrado? O ¿estoy abierto al Dios de las sorpresas?". Y también: "¿Soy una persona inactiva, o una persona que camina?". Y, en definitiva, concluyó, "¿creo en Jesucristo y en lo que hizo", es decir "que murió, resucitó... creo que el camino siga adelante hacia la madurez, hacia la manifestación de la gloria del Señor? ¿Soy capaz de entender los signos de los tiempos y ser fiel a la voz del Señor que se manifiesta en ellos?".

Oración de los fieles
Ferias del Tiempo Ordinario XVI
304. Oremos a Dios Padre.
- Por la Iglesia, en la pluralidad de ministerios y carismas. Roguemos al Señor.
- Por los que trabajan en las diversas profesiones. Roguemos al Señor.
- Por los impedidos y minusválidos. Roguemos al Señor.
- Por nosotros, que queremos ser fieles a nuestra vocación de cristianos. Roguemos al Señor.
Escucha, Señor, los ruegos de los que te suplican. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
Las ofrendas que te presentamos, Señor, en la fiesta de santo Tomás de Villanueva, nos merezcan una vida iluminada por la ciencia y una ciencia enriquecida por la vida. Por Jesucristo nuestro Señor.
Super oblata
Hóstias, quaesumus, Dómine, quas in festivitáte beáti N. sacris altáribus exhibémus, propítius réspice, ut, nobis indulgéntiam largiéndo, tuo nómini dent honórem. Per Christum.
PLEGARIA EUCARÍSTICA II. PREX EUCHARISTICA II.
Antífona de la comunión Jn 15, 16
No sois vosotros los que me habéis elegido -dice el Señor- ; soy yo quien os ha elegido, y os he destinado para que vayáis y deis fruto y vuestro fruto dure.
Antiphona ad communionem Cf. Jn 15, 16
Non vos me elegístis, dicit Dóminus; sed ego elégi vos, et pósui vos ut eátis et fructum afferátis, et fructus vester máneat.
Oración después de la comunión
Señor, Dios nuestro, te rogamos que los sacramentos recibidos susciten en nosotros el espíritu de caridad que impulsó a santo Tomás de Villanueva a entregarse constantemente por la Iglesia.
Post communionem
Refécti sacris mystériis, Dómine, humíliter deprecámur, ut, beáti N. exémplo, studeámus confitéri quod crédidit, et ópere exercére quod dócuit. Per Christum.

MARTIROLOGIO

Elogios del día 11 de octubre

En España es recomendable leer en primer lugar, por tener el grado de Memoria en el Calendario español, la conmemoración de santa Soledad Torres Acosta, virgen, que en este día figura en el núm. 16.
1. Conmemoración de san Felipe, uno de los siete diáconos elegidos por los apóstoles, que convirtió a los samaritanos a la fe en Cristo, bautizó al eunuco de Candace, reina de los etíopes, y evangelizó todas las ciudades por las que pasaba hasta llegar a Cesarea, donde, según la tradición, descansó en el Señor (s. I).
2. En Anazarbe, de Cilicia, santos Táraco, Probo y Andrónico, mártires, que en la persecución bajo el emperador Diocleciano perdieron la vida por confesar a Cristo (c. 304).
3. En la región de Vexin, en la Galia Lugdunense, conmemoración de los santos Nicasio, Quirino, Scubícolo y Piencia, mártires (s. inc.).
4. En Verdún, también en la Galia, san Santino, obispo, que, según se cree, fue el primero en predicar el Evangelio en esta ciudad (s. IV).
5. Conmemoración de san Sármata, abad en la Tebaida, que, siendo discípulo de san Antonio, recibió la muerte a manos de los sarracenos (357).
6. En Uzés, de la Galia Narbonense, san Fermín, obispo, discípulo de san Cesáreo de Arlés, que enseñó a su pueblo el camino de la verdad (c. 552).
7. En la región de Ossory, en Hibernia (hoy Irlanda), san Cánico, abad del monasterio de Achad-bó (hoy Aghaboe), uno de los muchos que fundó (599).
8. Cerca de la fortaleza de Schemaris, en las montañas del Cáucaso, muerte de san Anastasio, presbítero, apocrisario de la Iglesia Romana y compañero en la confesión de la fe católica y en el destierro de san Máximo el Confesor, que entregó su espíritu a Dios mientras pronunciaba en la celebración de la santa Sinaxis: «Lo santo para los santos» (666).
9. En Lierre, de Brabante, san Gumaro, que era soldado, pero, devoto de Dios, con sus bienes construyó un oratorio, donde a su muerte fue enterrado (c. 775).
10*. En la ciudad de Colonia, en la Lotaringia, de Germania, san Bruno, obispo, que siendo hermano del emperador Otón I, recibió conjuntamente el gobierno de Lotaringia y la función episcopal, y llevó a cabo su misión sacerdotal con gran fidelidad, mostrando a la vez su gran magnanimidad como príncipe (965).
11*. En Gniezno, ciudad de Polonia, san Gaudencio o Radzim, obispo, que hermano, según la carne y según el espíritu, de san Adalberto, obispo de Praga, compañero fiel suyo en los trabajos, testigo de su martirio, padeciendo también encarcelamientos (c. 1011).
12*. En la ciudad de Riga, junto al mar Báltico, conmemoración de san Meinardo, obispo, que era monje en Germania, y ya anciano, cuando decidió dirigirse a Livonia para evangelizar aquel pueblo, construyó la iglesia de Üxkül, fue ordenado obispo y puso los cimientos de la fe cristiana en aquella región (1196).
13*. En Bolonia, de la Emilia, beato Jacobo de Ulma Griesinger, religioso de la Orden de Predicadores, el cual, aunque analfabeto, era muy buen pintor de vidrieras y daba ejemplo de constante trabajo y oración (1491).
14. En Canosso d’Asti, en la Lombardía, muerte de san Alejandro Sauli, que fue primero obispo de Aleria, en la isla de Córcega, y después de Pavía, y formó parte de la Congregación de los Clérigos Regulares de San Pablo, trabajando con gran caridad en favor de los pobres (1592).
15. En Hanoi, de Tonquín, san Pedro Le Tuy, presbítero y mártir, que, por su fe en Cristo, fue degollado en tiempo del emperador Minh Mang (1833).
16. En Madrid, capital de España, santa María Soledad (Manuela) Torres Acosta, virgen, que desde su juventud demostró gran solicitud hacia los enfermos pobres, a los que atendió con total abnegación, especialmente al fundar la Congregación de las Siervas de María, Ministras de los Enfermos (1887).
17. En Barcelona, también en España, beato Ángel Ramos Velázquez, religioso de la Sociedad Salesiana y mártir, que libró el buen combate de la fe en tiempo de persecución (1936).