Entrada destacada

Domingo 11 diciembre 2016, III Domingo de Adviento, ciclo A.

martes, 19 de julio de 2016

Martes 23 agosto 2016, Santa Rosa de Lima, virgen, memoria libre.

SOBRE LITURGIA

Ritual de la dedicación de iglesias y de altares, 29 de mayo de 1977

CAPÍTULO II. DEDICACIÓN DE UNA IGLESIA
INTRODUCCIÓN

I. NATURALEZA Y DIGNIDAD DE LAS IGLESIAS

1. Cristo, por su muerte y resurrección, se convirtió en el verdadero y per­fecto templo de la nueva Alianza (2) y reunió al pueblo adquirido por Dios. Este pueblo santo, unificado por virtud y a imagen del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, es la Iglesia (3), o sea, el templo de Dios edificado con piedras vivas, donde se da culto al Padre con espíritu y verdad (4).

Con razón, pues, desde muy antiguo se llamó «iglesia» el edificio en el cual la comunidad cristiana se reúne para escuchar la palabra de Dios, para orar unida, para recibir los sacramentos y celebrar la eucaristía.

2. Por el hecho de ser un edificio visible, esta casa es un signo peculiar de la Iglesia que peregrina en la tierra e imagen de la Iglesia celestial.

Y porque la iglesia se construye como edificio destinado de manera fija y exclusiva a reunir al pueblo de Dios y celebrar los sagrados misterios, con­viene dedicarla al Señor con un rito solemne, según la antiquísima costum­bre de la Iglesia.

3. La iglesia, como lo exige su naturaleza, debe ser apta para las celebracio­nes sagradas, hermosa, con una noble belleza que no consista únicamente en la suntuosidad, y ha de ser un auténtico símbolo y signo de las realida­des sobrenaturales. «La disposición general del edificio sagrado conviene que se haga de tal manera que sea como una imagen de la asamblea reuni­da, que consienta un proporcionado orden de todas sus partes y que favo­rezca la perfecta ejecución de cada uno de los ministerios.» En lo que se refiere al presbiterio, el altar, la sede, el ambón y el lugar de la reserva del Santísimo Sacramento, se observará lo prescrito por las normas que esta­blece la Ordenación general del Misal romano (5).

Se observará también cuidadosamente lo pertinente a las cosas y luga­res destinados a los demás sacramentos, especialmente al bautismo y la pe­nitencia (6).

2 Cf. Jn 2, 21.
3 Cf. S. Cipriano, Sobre la oración del Señor, 23: PL 4, 553; Concilio Vaticano II, Constitución dogmática Lumen gentium, sobre la Iglesia, ntm, 4.
4 Cf. Jn4, 23.
5 Cf. Ordenación general del Misal romano, núms. 253. 257. 258. 259-267. 271. 272. 276-277. Cf. Ritual romano: La sagrada comunión y el culto del misterio eucarístico fuera de la misa, núms. 6 y 9-11.
6 Cf. Ritual romano: Bautismo de los niños, núm. 25; Ritual romano: Penitencia, núm. 12.

CALENDARIO

23 MARTES DE LA XXI SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO, feria o SANTA ROSA DE LIMA, memoria libre

Misa
de feria (verde) o de la memoria (blanco).
ve bl MISAL: para la feria cualquier formulario permitido (véase pág. 73, n. 5; y en el presente año jubilar: pp. 26ss, nn. 16. 24) / para la memoria 1.a orac. prop. y el resto del común o de un domingo del T. O., Pf. común o de la memoria.
LECC.: vol. IV (o bien: vol. III-par de las nuevas ediciones).
- 2 Tes 2, 1-3a. 14-17. El Señor sea glorificado en vosotros, y vosotros en él.
- Sal 95. R. Contad las maravillas del Señor a todas las naciones.
- Mt 23, 23-26. Esto es lo que habría que practicar, aunque sin descuidar aquello.
o bien: cf. vol. V (o bien: vol. IV de las nuevas ediciones).

Liturgia de las Horas: oficio de feria o de la memoria.

Martirologio: elogs. del 24 de agosto, pág. 509.
CALENDARIOS: Servitas: San Felipe Benicio (F).
Dominicos: Santa Rosa de Lima, virgen (MO).
Ávila: Beato Juan María de la Cruz, presbítero y mártir (ML).
Mallorca: Beato Pedro Gelabert, mártir (ML).
OFM Cap.: Beato Bernardo de Ofida, religioso (ML).

TEXTOS MISA

Elogio del martirologio
Santa Rosa, virgen, que, insigne desde muy niña, por su austera sobriedad de vida, en Lima, en el Perú, vistió el hábito de las Hermanas de la Tercera Orden de santo Domingo. Entregada a la penitencia y a la oración, y ardiente de celo por la salvación de los pecadores y de la población indígena, aspiraba dar la vida por ellos, sometiéndose de buena gana a toda clase de sufrimientos para ganarlos para Cristo. Su muerte tuvo lugar el día veinticuatro de agosto. (1617)

Oración colecta propia, resto del común de vírgenes 1.

23 de agosto
Santa Rosa de Lima
Die 23 augusti
S. Rosæ de Lima, virginis
Antífona de entrada
Ésta es una virgen sabia y prudente, que salió a recibir a Cristo con la lámpara encendida.
Antiphona ad introitum
Haec est virgo sápiens, et una de número prudéntum, quae óbviam Christo cum lámpade accénsa éxiit
Oración colecta
Señor, Dios nuestro, tú has querido que santa Rosa de Lima, encendida en tu amor, se consagrara a ti en la oración, la penitencia y la misericordia; concédenos, por su intercesión, que, siguiendo en la tierra el camino de la verdadera vida, lleguemos a gozar en el cielo de la abundancia de los goces eternos. Por nuestro Señor Jesucristo.
Collecta
Deus, qui beátam Rosam, tuo amóre succénsam, mundum relínquere et tibi soli in austeritáte paeniténtiae vacáre fecísti, da nobis, eius intercessióne, ut, vias vitae sectántes in terris, torrénte deliciárum tuárum perfruámur in caelis. Per Dóminum.

LITURGIA DE LA PALABRA
Lecturas del Martes de la XXI semana del Tiempo Ordinario, año par (Lecc. III-par).

PRIMERA LECTURA 2 Tes 2, 1-3a. 14-17
Conservad las tradiciones que habéis aprendido

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses.

Os rogamos, hermanos, a propósito de la venida de nuestro Señor Jesucristo y de nuestra reunión con él, que no perdáis fácilmente la cabeza ni os alarméis por alguna revelación, rumor o supuesta carta nuestra, como si el día del Señor estuviera encima. Que nadie en modo alguno os engañe. Dios os llamó por medio de nuestro Evangelio para que lleguéis a adquirir la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Así, pues, hermanos, manteneos firmes y conservad las tradiciones que habéis aprendido de nosotros, de viva voz o por carta.
Que el mismo Señor nuestro, Jesucristo, y Dios, nuestro Padre, que nos ha amado y nos ha regalado un consuelo eterno y una esperanza dichosa, consuele vuestros corazones y os dé fuerza para toda clase de palabras y obras buenas.

Palabra de Dios.
R. Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial Sal 95, 10. 11-12a. 12b-13 (R.: 13b)
R.
Llega el Señor a regir la tierra. Venit Dóminus iudicare terram.

V. Decid a los pueblos: «El Señor es rey:
él afianzó el orbe, y no se moverá;
él gobierna a los pueblos rectamente». R.
Llega el Señor a regir la tierra. Venit Dóminus iudicare terram.

V. Alégrese el cielo, goce la tierra,
retumbe el mar y cuanto lo llena;
vitoreen los campos y cuanto hay en ellos. R.
Llega el Señor a regir la tierra. Venit Dóminus iudicare terram.

V. Aclamen los árboles del bosque,
delante del Señor, que ya llega,
ya llega a regir la tierra:
regirá el orbe con justicia
y los pueblos con fidelidad. R.
Llega el Señor a regir la tierra. Venit Dóminus iudicare terram.

Aleluya Hb 4, 12
R. Aleluya, aleluya, aleluya.
V.
La palabra de Dios es viva y eficaz; juzga los deseos e intenciones del corazón.
Vivus est sermo Dei, et éfficax, et discrétor cogitatiónum et intentiónum cordis.
R.

EVANGELIO Mt 23, 23-26
Esto es lo que habría que practicar, aunque sin descuidar aquello

Lectura del santo Evangelio según san Mateo.
R. Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Jesús dijo:
«Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que pagáis el diezmo de la menta, del anís y del comino, y
descuidáis lo más grave de la ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad!
Esto es lo que habría que practicar, aunque sin descuidar aquello.
¡Guías ciegos, que filtráis el mosquito y os tragáis el camello! ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro estáis rebosando de robo y desenfreno! ¡Fariseo ciego!, limpia primero la copa por dentro y así quedará limpia también por fuera».

Palabra del Señor.
R. Gloria a ti, Señor Jesús.

San Josemaría Escrivá, Amigos de Dios 90
La naturalidad y la sencillez son dos maravillosas virtudes humanas, que hacen al hombre capaz de recibir el mensaje de Cristo. Y, al contrario, todo lo enmarañado, lo complicado, las vueltas y revueltas en torno a uno mismo, construyen un muro que impide con frecuencia oír la voz del Señor. Recordad lo que Cristo echa en cara a los fariseos: se han metido en un mundo retorcido que exige pagar diezmos de la hierbabuena, del eneldo y del comino, abandonando las obligaciones más esenciales de la ley, la justicia y la fe; se esmeran en colar todo lo que beben, para que no pase ni un mosquito, pero se tragan un camello.


Oración sobre las ofrendas
Señor, te proclamamos admirable en tu virgen santa Rosa de Lima, y humildemente rogamos a tu Divina Majestad que, así como te complaces en los méritos de esta virgen, aceptes igualmente el culto que tu pueblo te tributa. Por Jesucristo nuestro Señor.
Super oblata
In beáta vírgine N. te, Dómine, mirábilem praedicántes, maiestátem tuam supplíciter exorámus, ut, sicut eius tibi grata sunt mérita, sic nostrae servitútis accépta reddántur offícia. Per Christum.
PREFACIO COMÚN III
Alabanza a Dios que nos creó y nos ha creado de nuevo en Cristo.
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno. Porque has querido ser, por medio de tu amado Hijo, no sólo el creador del género humano, sino también el autor generoso de la nueva creación.
Por eso, con razón te sirven todas las criaturas, con justicia te alaban todos los redimidos y unánimes te bendicen tus santos. Con ellos, unidos a los ángeles, nosotros queremos celebrarte y te alabamos diciendo:

Santo, Santo, Santo...
PRAEFATIO COMMUNIS III
Laudes Deo pro creatione et reformatione hominis.
Vere dignum et iustum est, aequum et salutáre, nos tibi semper et ubíque grátias ágere: Dómine, sancte Pater, omnípotens aetérne Deus:
Qui per Fílium dilectiónis tuae, sicut cónditor géneris es humáni, ita benigníssimus reformátor. Unde mérito tibi cunctae sérviunt creatúrae, te redémpti rite colláudant univérsi, et uno Sancti tui te corde benedícunt.
Quaprópter et nos cum ómnibus te Angelis celebrámus, iucúnda semper confessióne dicéntes:

Sanctus, Sanctus, Sanctus...
PLEGARIA EUCARÍSTICA II. PREX EUCHARÍSTICA II.
Antífona de comunión Mt 25, 6
Que llega el esposo, salid a recibir a Cristo, el Señor.
Antiphona ad communionem Cf. Mt 25, 6
Ecce Sponsus venit: exíte óbviam Christo Dómino.
Oración después de la comunión
Señor, fortalecidos con esta eucaristía, te pedimos que, a ejemplo de santa Rosa de Lima, llevemos en nosotros las señales de la muerte de Cristo y nuestra vida sea un continuo esfuerzo por unirnos cada vez más a ti. Por Jesucristo nuestro Señor.
Post communionem
Divíni múneris participatióne refécti, quaesumus, Dómine Deus noster, ut, exémplo beátae N., mortificatiónem Iesu in córpore nostro circumferéntes, tibi soli adhaerére studeámus. Per Christum.

MARTIROLOGIO

Elogios del día 24 de agosto
S
an Bartolomé, apóstol
, a quien generalmente se identifica con Natanael. Nacido en Caná de Galilea, fue presentado por Felipe a Cristo Jesús en las cercanías del Jordán, donde el Señor le invitó a seguirle, agregándolo a los Doce. Después de la Ascensión del Señor, es tradición que predicó el Evangelio en la India y que allí fue coronado con el martirio
2. En Claudiópolis, de Honoríade, san Tación, mártir (s. inc.).
3. En Clichy, en la región de París, muerte de san Audeno, obispo de Rouen, que desde el cargo de refrendario del rey Dagoberto fue elevado al episcopado y gobernó felizmente su iglesia a lo largo de cuarenta y tres años, fundando muchísimos templos y protegiendo los monasterios (684).
4. En el monte Olimpo, en Bitinia, san Jorge Limniota, monje, que habiendo reprendido al impío emperador León III por destruir las sagradas imágenes y por quemar las reliquias de los santos, por mandato de éste y por esta causa, habiéndole amputado la nariz y quemado la cabeza, emigró como mártir hacia el Señor (c. 730).
5. En Lima, de Perú, muerte de santa Rosa, cuya memoria se celebra al día anterior (1617).
6. En Anjou, en Francia, beato Andrés Fardeau, presbítero y mártir, que, en tiempo de la Revolución Francesa, fue decapitado por odio al sacerdocio (1794).
7. En Nápoles, en la Campania, santa Juana Antida Thouret, virgen, donde en tiempo de la Revolución Francesa siguió con algunas compañeras la vida religiosa interrumpida, y en Besançon dio comienzo a una nueva sociedad de Hermanas de la Caridad, dedicadas a asegurar la formación civil y cristiana de la juventud, la atención a los niños abandonados, a los pobres y a los enfermos, hasta que murió en el destierro, aquejada de grandes tribulaciones (1826).
8. En Marsella, en Francia, santa Emilia de Vialar, virgen, que tras haber trabajado con denuedo por difundir el Evangelio en países lejanos, fundó la Congregación de las Hermanas de San José de la Aparición y la propagó ampliamente (1856).
9. En Valencia, en España, santa María Micaela del Santísimo Sacramento Desmaisières, virgen, fundadora de la Congregación de las Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad, que con tenaz empeño e inflamada en el deseo de ganar almas para Dios, consagró su vida en volver al buen camino a las jóvenes descarriadas y a las meretrices (1865).
10*. En Tulcan, ciudad de Ecuador, beata María de la Encarnación (María Vicenta) Rosal, virgen, que fundó las Hermanas de Belén, con el fin principal de reivindicar la dignidad de la mujer y formar cristianamente a las niñas (1886).
11*. Cerca de Munich, en Baviera, de Alemania, en el campo de concentración de Dachau, beato Maximiano Binkiewicz, presbítero, que en tiempo de guerra fue arrancado de Polonia, su patria, por los soldados invasores y allí murió extenuado a causa de los tormentos y las torturas (1942).
12*. En Dresde, en Alemania, beatos Ceslao Józwiak, Eduardo Kazmierki, Francisco Kesy, Eduardo Klinik y Iarognievo Wojciechowslci, mártires, que, polacos de origen, fueron encarcelados durante la misma persecución y consumaron el martirio a golpes de hacha (1942).