Entrada destacada

Domingo 17 diciembre 2017, III Domingo de Adviento, ciclo B.

sábado, 18 de junio de 2016

Sábado 23 julio 2016, Santa Brígida, religiosa, patrona de Europa, fiesta.

TEXTOS MISA

Elogio del martirologio
Fiesta de santa Brígida, religiosa, nacida en Suecia, que contrajo matrimonio con el noble Ulfo, de quien tuvo ocho hijos, a todos los cuales educó piadosamente, y consiguió al mismo tiempo, con sus consejos y su ejemplo, que su esposo llevase una vida de piedad. Muerto este, peregrinó a muchos santuarios y dejó varios escritos, en los que habla de la necesidad de reforma, tanto de la cabeza como de los miembros de la Iglesia. Puestos los fundamentos de la Orden del Santísimo Salvador, en Roma pasó finalmente de este mundo al cielo. (1373)

En castellano todo es propio de la fiesta. En latín sólo la collecta, el resto está tomado del común de santas mujeres 2.


23 de julio
SANTA BRÍGIDA, religiosa, patrona de Europa
Fiesta
Die 23 iulii
S. BIRGITTAE, religiosæ, patronae Europae
Festum
Antífona de entrada
Alegrémonos todos en el Señor al celebrar este día de fiesta en honor a santa Brígida; los ángeles se alegran de esta fiesta, y alaban a una al Hijo de Dios.
Antiphona ad introitum Cf. Pr 14, 1-2
Ecce múlier sápiens, quae aedificávit domum suam, et timens Dóminum ambulávit recto itínere.
Se dice Gloria. Dícitur Gloria in excelsis
Oración colecta
Oh Dios, que guiaste a santa Brígida por los diversos senderos de la vida y, mediante contemplación de la Pasión de tu Hijo, le enseñaste de un modo admirable la sabiduría de la Cruz, concédenos que siguiendo fielmente tu llamada sepamos buscarte de todo corazón. Por nuestro Señor Jesucristo.
Collecta
Deus, qui beátam Birgíttam per várias vitae sémitas duxísti eámque sapiéntiam crucis in contemplatióne passiónis Fílii tui mirabíliter docuísti, concéde nobis, ut, digne in tua vocatióne ambulántes, te in ómnibus quaerere valeámus. Per Dóminum.

LITURGIA DE LA PALABRA
Lecturas propias de la fiesta de Santa Brígida.

PRIMERA LECTURA 2, 19-20
Vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas.

Hermanos:
Para la Ley yo estoy muerto, porque la Ley me ha dado muerte; pero así vivo para Dios.
Estoy crucificado con Cristo: vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí.
Y, mientras vivo en esta carne, vivo de la fe en el Hijo de Dios, que me amó hasta entregarse por mí.

Palabra de Dios.
R. Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial Sal 33, 2-3. 4-5. 6-7. 8-9. 10-11 (R.: 2a)
R.
Bendigo al Señor en todo momento. Benedícam Dóminum in omne témpore.

V. Bendigo al Señor en todo momento,
su alabanza está siempre en mi boca;
mi alma se gloría en el Señor:
que los humildes lo escuchen y se alegren. R.
Bendigo al Señor en todo momento. Benedícam Dóminum in omne témpore.

V. Proclamad conmigo la grandeza del Señor,
ensalcemos juntos su nombre.
Yo consulté al Señor, y me respondió,
me libró de todas mis ansias. R.
Bendigo al Señor en todo momento. Benedícam Dóminum in omne témpore.

V. Contempladlo, y quedaréis radiantes,
vuestro rostro no se avergonzará.
Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha
y lo salva de sus angustias. R.
Bendigo al Señor en todo momento. Benedícam Dóminum in omne témpore.

V. El ángel del Señor acampa
en torno a sus fieles y los protege.
Gustad y ved qué bueno es el Señor,
dichoso el que se acoge a él. R.
Bendigo al Señor en todo momento. Benedícam Dóminum in omne témpore.

V. Todos sus santos, temed al Señor,
porque nada les falta a los que le temen;
los ricos empobrecen y pasan hambre,
los que buscan al Señor no carecen de nada. R.
Bendigo al Señor en todo momento. Benedícam Dóminum in omne témpore.

Aleluya Jn 15, 9b. 5B
R. Aleluya, aleluya, aleluya.
V.
Permaneced en mi amor, dice el Señor; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.
Manéte in dilectióne mea, dicit Dóminus; qui manet in me et ego in eo, hic fert fructum multum.
R.

EVANGELIO Jn 15, 1-8
El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante
Lectura del santo Evangelio según san Juan.
R. Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-«Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador.
A todo sarmiento mío que no da fruto lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto.
Vosotros ya estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros.
Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.
Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mi no podéis hacer nada.
Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden.
Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará.
Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos».

Palabra del Señor.
R. Gloria a ti, Señor Jesús.

Del Catecismo de la Iglesia Católica
864 "Siendo Cristo, enviado por el Padre, fuente y origen del apostolado de la Iglesia", es evidente que la fecundidad del apostolado, tanto el de los ministros ordenados como el de los laicos, depende de su unión vital con Cristo (cf Jn 15, 5; AA 4). Según sean las vocaciones, las interpretaciones de los tiempos, los dones variados del Espíritu Santo, el apostolado toma las formas más diversas. Pero es siempre la caridad, conseguida sobre todo en la Eucaristía, "que es como el alma de todo apostolado" (AA 3).

Oración de los fieles
408. Invoquemos, humildemente, hermanos, la bondad de Dios todopoderoso, por la intercesión de santa Brígida, religiosa, patrona de Europa.
- Por la santa Iglesia de Dios: para que sus hijos logren la perfección en todos los estados de vida. Roguemos al Señor.
- Por todos los pueblos de Europa: para que se abran al Evangelio y se enriquezcan con su luz. Roguemos al Señor.
- Por las madres de familia: para que vivan la plenitud del amor y se consagren al la educación de sus hijos. Roguemos al Señor.
- Por las viudas que viven en soledad: para que Dios las sostenga y las asista con su providencia. Roguemos al Señor.
- Por las familias de nuestra comunidad (parroquia) que no tienen trabajo o sufren por otras causas: para que se vean libres de sus angustias y recuperen su seguridad. Roguemos al Señor.
Dios todopoderoso y eterno, consuelo de los afligidos y fuerza de los débiles: escucha las súplicas de los que te invocan; y, por la intercesión de santa Brígida concédeles la alegría de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración de las ofrendas
Dios de bondad, que en santa Brígida has querido destruir el hombre viejo y crear en ella un hombre nuevo, a tu imagen, concédenos, por sus méritos, ser renovados por ti, como ella lo fue, para que podamos ofrecerte un sacrificio que te sea agradable. Por Jesucristo nuestro Señor.
Super oblata
Hóstias, Dómine, tuae plebis inténde, et, quas in honóre beátae N. devóta mente célebrat, profícere sibi séntiat ad salútem. Per Christum.
PLEGARIA EUCARÍSTICA IV. PREX EUCHARÍSTICA IV.
Antífona de Comunión Sal 44, 8
Has amado la justicia y odiado la impiedad: por eso el Señor, tu Dios, te ha ungido con el aceite de júbilo entre todos tus compañeros.
Antiphona ad communionem Mt 12, 50
Quicúmque fécerit voluntátem Patris mei, qui in caelis est, ipse meus frater et soror et mater est, dicit Dóminus
Oración después de la Comunión
Te rogamos, Señor, que nosotros, tus siervos, fortalecidos por este sacramento, aprendamos a buscarte sobre todas las cosas a ejemplo de santa Brígida, y a ser nosotros, mientras vivamos en el mundo, imagen del hombre nuevo. Por Jesucristo nuestro Señor.
Post communionem
Repléti sumus, Dómine, munéribus tuis, quae in celebritáte beátae N. percépimus; tríbue, quaesumus, ut eórum et mundémur efféctu, et muniámur auxílio. Per Christum.