Entrada destacada

Domingo 11 diciembre 2016, III Domingo de Adviento, ciclo A.

jueves, 2 de junio de 2016

Jueves 7 julio 2016, Por la santificación del trabajo, misa "ad diversa".

SOBRE LITURGIA

CEREMONIAL DE LOS OBISPOS
(14-septiembre-1984)

APÉNDICES

APÉNDICE I. VESTIDURAS DE LOS PRELADOS*

I. VESTIDURAS DE LOS OBISPOS

Vestiduras corales


1199. El Obispo siempre lleva el anillo, insignia de fe y de unión nupcial con la Iglesia, su esposa (cf. n. 58).
El hábito coral del Obispo tanto en su diócesis como fuera de ella, consta de: sotana de color morado, una banda de seda del mismo color con flecos también de seda como adorno en ambos extremos (mas no con borlas) , roquete de lino o de otro tejido semejante, muceta de color morado (sin cogulla), cruz pectoral sostenida sobre la muceta por un cordón de color verde entretejido con oro, solideo también de color morado, bonete del mismo color, con borla. También usa medias de color morado.

1200. La capa magna de color morado, sin armiño, sólo puede usarla en su diócesis y en las festividades más solemnes.

1201. Zapatos comunes de color negro, sin hebillas.

1202. Las vestiduras que acaban de mencionarse, las usa el Obispo cuantas veces sale para dirigirse públicamente a la iglesia o cuando regresa de ella, cuando está presente sin que presida la liturgia o las acciones sagradas, y en otros casos previstos en este Ceremonial.

Vestiduras en circunstancias mas solemnes, fuera de las celebraciones litúrgicas.

1203. Las vestiduras del Obispo en circunstancias solemnes, fuera de las celebraciones litúrgicas constan de: sotana de color negro adornada con un cordoncillo, con ribetes, costuras, ojales, botones de seda color rubí, sin pliegue en las mangas; sobre esta vestidura es lícito llevar una capa corta también adornada con un cordoncillo; la faja de seda de color morado con flecos igualmente de seda que adornan la extremidad de ambas partes; la cruz pectoral sostenida con una cadenilla; solideo y alzacuello de color morado.
El uso de las medias de color morado es totalmente libre.
El sombrero hecho de paño grueso y peludo de color negro, si es del caso, puede adornase con cordoncillos y con borlas de color verde.
Para las circunstancias solemnes se reservará el uso de un amplio manteo que llegue hasta los pies, de seda y de color morado.
Sobre estas vestiduras puede llevarse un manteo decoroso de color negro, al cual se le puede agregar una esclavina.

Vestiduras de uso cotidiano

1204. El vestido común, o de uso cotidiano, puede ser la sotana negra, no adornada con cordoncillo de color morado. Los Obispos religiosos pueden usar el hábito de su Instituto.
Con la sotana, usan medias negras; también pueden llevar alzacuello, el solideo y la faja de color morado. La cruz pectoral se sostiene con la cadenilla. Siempre debe llevarse el anillo.

* De acuerdo con la norma de la Instrucción de la Secretaría de Estado, del día 31 de marzo de 1969 y de la Carta circular de S. Congregación para el Clero del día 30 de octubre de 1970: A.A.S. 61 (1969), pp. 334-340; 63 (1971), pp. 314-315.

CALENDARIO

7 JUEVES DE LA XIV SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO, feria

Misa
de feria (verde).
ve MISAL: cualquier formulario permitido (véase pág. 73, n. 5; y en el presente año jubilar: pp. 26ss, nn. 16. 24), Pf. común.
LECC.: vol. IV (o bien: vol. III-par de las nuevas ediciones).
- Os 11, 1-4. 8c-9. Se me revuelve el corazón.
- Sal 79. R. Que brille tu rostro, Señor, y nos salve.
- Mt 10, 7-15. Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis.

Liturgia de las Horas: oficio de feria.

Martirologio: elogs. del 8 de julio, pág. 404.
CALENDARIOS: Canarias-Lanzarote: San Marcial, obispo (S).
Pamplona-ciudad: San Fermín, obispo y mártir (S). Pamplona-diócesis y Tudela: (F). Bilbao y San Sebastián: (MO).
Urgell-ciudad: San Odón, obispo (S). Urgell-diócesis y Solsona: (MO).
Misioneros del Sagrado Corazón: Beato Pedro Toz Roz, mártir (MO).
Salesianas: Beata María Romero Meneses, virgen (MO). Salesianos: (ML).
Dominicos: Beato Benedicto XI, papa (ML).

TEXTOS MISA

POR LA SANTIFICACIÓN DEL TRABAJO HUMANO B. PRO HUMANO LABORE SANCTIFICANDO B.
Antífona de entrada Gn 1, 1. 27. 31
Al principio creó Dios el cielo y la tierra y creó Dios al hombre a su imagen; y vio Dios todo lo que había hecho y era muy bueno.
O bien: Sal 89, 17
Baje a nosotros la bondad del Señor y haga prósperas las obras de nuestras manos.
Antiphona ad introitum Gn 1, 1. 27. 31
In princípio creávit Deus caelum et terram. Et creávit Deus hóminem ad imáginem suam. Vidítque Deus cuncta quae fécerat, et erant valde bona.
Vel: Cf. Ps 89, 17
Bónitas tua, Dómine, sit super nos, et opus mánuum nostrárum secúnda nobis.
Oración colecta
Tú, Señor, que has querido someter las fuerzas de la naturaleza al trabajo del hombre, concédenos, te rogamos, que entregados a nuestras tareas con espíritu cristiano, practiquemos la caridad sincera con nuestros hermanos y colaboremos al perfeccionamiento de tu creación. Por nuestro Señor Jesucristo.
Collecta
Deus, qui naturálium rerum virtútes hóminum labóri súbdere voluísti, concéde propítius, ut, opéribus nostris christiáno spíritu inténti, sincéram caritátem cum frátribus exercére, et creatióni divínae perficiéndae sóciam óperam praestáre mereámur. Per Dóminum.

LITURGIA DE LA PALABRA
Lecturas del Jueves de la XIV semana de Tiempo Ordinario, año par (Lecc. III-par).

PRIMERA LECTURA Os 11, 1-4. 8c-9
Mi corazón está perturbado

Lectura de la profecía de Oseas.

Esto dice el Señor:
«Cuando Israel era joven lo amé
y de Egipto llamé a mi hijo.
Cuanto más los llamaba,
más se alejaban de mí:
sacrificaban a los baales,
ofrecían incienso a los ídolos.
Pero era yo quien había criado a Efraín,
tomándolo en mis brazos;
y no reconocieron que yo los cuidaba.
Con lazos humanos los atraje,
con vínculos de amor.
Fui para ellos como quien alza
un niño hasta sus mejillas.
Me incliné hacia él
para darle de comer.
Mi corazón está perturbado,
se conmueven mis entrañas.
No actuaré en el ardor de mi cólera,
no volveré a destruir a Efraín,
porque yo soy Dios,
y no hombre;
santo en medio de vosotros,
y no me dejo llevar por la ira».

Palabra de Dios.
R. Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial Sal 79, 2ac y 3b. 15-16 (R.: 4b)
R.
Que brille tu rostro, Señor, y nos salve. Illústra fáciem tuam, Dómine, et salvi érimus

V. Pastor de Israel, escucha,
tú que te sientas sobre querubines, resplandece,
despierta tu poder y ven a salvarnos. R.
Que brille tu rostro, Señor, y nos salve. Illústra fáciem tuam, Dómine, et salvi érimus

V. Dios de los ejércitos, vuélvete:
mira desde el cielo, fíjate,
ven a visitar tu viña.
Cuida la cepa que tu diestra plantó
y al hijo del hombre que tú has fortalecido. R.
Que brille tu rostro, Señor, y nos salve. Illústra fáciem tuam, Dómine, et salvi érimus

Aleluya Mc 1, 15
R. Aleluya, aleluya, aleluya.
V.
Está cerca el reino de Dios; convertíos y creed en el Evangelio. Appropinquávit regnum Dei; pænitémini et crédite Evangélio
R.

EVANGELIO Mt 10, 7-15
Gratis habéis recibido, dad gratis
Lectura del santo Evangelio según san Mateo.
R. Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles:
«Id y proclamad que ha llegado el reino de los cielos. Curad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, arrojad demonios.
Gratis habéis recibido, dad gratis.
No os procuréis en la faja oro, plata ni cobre; ni tampoco alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón; bien merece el obrero su sustento. Cuando entréis en una ciudad o aldea, averiguad quién hay allí de confianza y quedaos en su casa hasta que os vayáis. Al entrar en una casa, saludadla con la paz; si la casa se lo merece, vuestra paz vendrá a ella. Si no se lo merece, la paz volverá a vosotros.
Si alguno no os recibe o no escucha vuestras palabras, al salir de su casa o de la ciudad, sacudid el polvo de los pies.
En verdad os digo que el día del juicio les será más llevadero a Sodoma y Gomorra, que a aquella ciudad».

Palabra del Señor.
R. Gloria a ti, Señor Jesús.

San Josemaría Escrivá, Camino 471.
En las empresas de apostolado está bien –es un deber– que consideres tus medios terrenos (2 + 2 = 4), pero no olvides ¡nunca! que has de contar, Por fortuna, con otro sumando: Dios + 2 + 2...

Oración de los fieles
Ferias del Tiempo Ordinario IX
297. Hermanos: Dirijamos nuestra oración a Dios Padre todopoderoso, que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.
- Por la santa Iglesia de Dios: para que se digne custodiarla y defenderla. Roguemos al Señor.
- Por los pueblos de toda la tierra: para que vivan en concordia y paz verdadera. Roguemos al Señor.
- Por los que viven angustiados por distintas necesidades: para que encuentren ayuda en Dios. Roguemos al Señor.
- Por nosotros mismos y por nuestra comunidad: para que el Señor nos acepte como ofrenda agradable. Roguemos al Señor.
Oh Dios, refugio y fortaleza nuestra, escucha las oraciones de tu Iglesia y concédenos, por tu bondad, lo que te pedimos con fe. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
Acepta, Señor, los dones de tu Iglesia en oración, y haz que por el trabajo del hombre que ahora te ofrecemos, merezcamos asociarnos a la obra redentora de Cristo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.
Super oblata
Súscipe, Dómine, múnera supplicántis Ecclésiae, et praesta, ut, per humánum quem tibi offérimus labórem, óperi Christi redemptóris consociári mereámur. Per Christum.
Antífona de la comunión Col 3, 17
Todo lo que de palabra o de obra realicéis, sea todo en nombre de Jesús ofreciendo la Acción de gracias a Dios Padre por medio de él.
Antiphona ad communionem Col 3, 17
Omne quodcúmque fácitis in verbo aut in ópere, ómnia in nómine Dómini Iesu Christi, grátias agéntes Deo et Patri per ipsum.
Oración después de la comunión
Te rogamos, Señor, que concedas el pan de cada día a quienes alimentas con el pan del cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Post communionem
Gubérna, quaesumus, Dómine, temporálibus adiuméntis quos dignáris aetérnis recreáre mystériis. Per Christum.

MARTIROLOGIO

Elogios del día 8 de julio

1. Conmemoración de los santos esposos Áquila y Prisca o Priscila, colaboradores del apóstol Pablo, a quien acogían en su casa y por el que expusieron sus cabezas (s. I).
2. En Heraclea, de Tracia, santa Gliceria, mártir (s. inc.).
3. En Cesarea de Palestina, san Procopio, mártir, que en tiempo del emperador Diocleciano fue conducido desde la ciudad de Scytópolis a Cesarea, donde, por manifestar audazmente su fe, fue inmediatamente decapitado por el juez Fabiano (c. 303).
4. En Taormina, en Sicilia, san Pancracio, mártir, que al parecer fue el primer obispo de esta Iglesia (s. inc.).
5. En Toul, en la Galia Bélgica, san Auspicio, obispo (s. V).
6*. En Renania, san Disibodo, ermitaño, que, habiendo reunido algunos compañeros, fundó un monasterio junto al río Nahe (s. VII).
7*. En el monasterio de Bilsen, en Brabante, santa Landrada, abadesa (690).
8. En Herbipoli (hoy Würzburg), ciudad de Austrasia, san Quiliano, obispo y mártir, natural de Irlanda, desde donde viajó a esta región para predicar el Evangelio, y en la que, por velar diligentemente para que se observase en ella la vida cristiana, fue martirizado (s. VII ex.).
9. En Constantinopla, muerte de los santos monjes abrahamitas, que, en tiempo del emperador Teófilo, sufrieron el martirio por defender el culto de la sagradas imágenes (s. IX).
10*. En Spilamberto, de la Emilia, tránsito del papa san Adriano III, que trabajó incansablemente para que la Iglesia de Constantinopla se reconciliase con la Iglesia de Roma, pero atacado de una grave enfermedad, murió santísimamente cuando estaba de camino hacia las Galias (885).
11*. En Tívoli, en el Lacio, tránsito del beato Eugenio III, papa, discípulo amado de san Bernardo, que, siendo abad del monasterio de los Santos Vicente y Anastasio «ad Acquas Salvias», fue elegido Papa, defendiendo con gran tesón al pueblo cristiano de Roma de las insidias de quienes no le eran fieles y preocupándose por mejorar la disciplina eclesiástica (1153).
12*. En Shimabara, en Japón, beato Mancio Araki, mártir, que, por haber hospedado en su casa al beato Francisco Pacheco, presbítero, fue encarcelado, muriendo en la cárcel consumido por la tisis (1626).
13. En la ciudad de Young Nien, en Hebei, provincia de China, san Juan Wu Wenyin, mártir, que, siendo catequista, por negarse a renunciar a la fe cristiana y abrazar el paganismo, fue decapitado durante la persecución desencadenada por los seguidores del movimiento Yihetuan (1900).