Entrada destacada

Domingo 11 diciembre 2016, III Domingo de Adviento, ciclo A.

martes, 5 de enero de 2016

Bautismo niños: otros formularios para las Renuncias; otras Aclamaciones y Troparios.

Ritual del Bautismo de los niños

IV. FORMULARIOS PARA LAS RENUNCIAS

I.
219. Renunciáis a Satanás, esto es:
-al pecado, como negación de Dios;
-al mal, como signo del pecado en el mundo;
-al error, como ofuscación de la verdad;
-a la violencia, como contraria a la caridad;
-al egoísmo, como falta de testimonio del amor.
R. Sí, renuncio.

Renunciáis a sus obras, que son:
-vuestras envidias y odios;
-vuestras perezas e indiferencias;
-vuestras cobardías y complejos;
-vuestras tristezas y desconfianzas;
-vuestros materialismos y sensualidades;
-vuestras injusticias y favoritismos;
-vuestras faltas de fe, de esperanza y de caridad.
R. Sí, renuncio.

Renunciáis a todas sus seducciones, como pueden ser:
-el creeros los mejores;
-el veros superiores;
-el estar muy seguros de vosotros mismos;
-el creer que ya estáis convertidos del todo;
-el quedaros en las cosas, medios, instituciones, métodos, reglamentos, y no ir a Dios.
R. Sí, renuncio.

II.
220. Renunciáis a creeros superiores a los demás, esto es, a cualquier tipo de:
-abuso;
-discriminación;
-fariseísmo, hipocresía, cinismo;
-orgullo;
-egoísmo personal;
-desprecio.
R. Sí, renuncio.

Renunciáis a inhibiros ante las injusticias y necesidades de las personas e instituciones por:
-cobardía;
-pereza;
-comodidad;
-ventajas personales.
R. Sí, renuncio.

Renunciáis a los criterios y comportamientos materialistas que consideran:
-el dinero como la aspiración suprema d.e la vida;
-el placer ante todo;
-el negocio como valor absoluto;
-el propio bien por encima del bien común.
R. Sí, renuncio.


V. ACLAMACIONES Y TROPARIOS

221. Aclamaciones sacadas de los Libros Sagrados:

-¿Quién de los fuertes se parece a ti, Señor? (o ¿Quién se te parece en la fuerza, Señor?).
-¿Quién se parece a ti, espléndido en santidad, terrible y admirable, haciendo maravillas? (Ex 15, 11).
-Dios es luz, y en él no hay tiniebla alguna (1 In 1, 5).
-Dios es caridad, y el que en caridad permanece, permanece en Dios (1 Jn 4, 16).
-Uno solo es Dios, Padre de todo, el que está sobre todo y por todo y en todos nosotros (Ef 4, 6).
-Contemplad al Señor y quedaréis radiantes (Sal 33, 6).
-Bendito sea Dios, que os eligió en Cristo (Ef 1, 4).
-Sois hechura de Dios, creados en Cristo Jesús (Ef 2, 10).
-Ahora somos hijos de Dios: Y aún no se ha manifestado lo que seremos (1 Jn 3, 2).
-Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos y ser hijos de Dios.
-Benditos los que lavan sus estolas en la sangre del cordero (Ap 22, 14).
-Somos una misma cosa en Cristo Jesús (Ga 3, 28).
-Sed imitadores d e Dios, y caminad en el amor, tal como nos amó Cristo (Ef l-2).

222. Troparios seleccionados de las antiguas liturgias:

-Creemos en ti, Cristo; ilumina nuestros corazones, para que seamos hijos de la luz.
-Nos acercamos a ti, Señor; concédenos vivir en ti y seremos tus hijos adoptivos.
-De tu costado, Cristo, brotó una fuente de agua, que lava la suciedad del mundo y renueva la vida.
-Sobre las aguas clama la voz del Padre, brilla la gloria del Hijo y da vida el amor del Espíritu Santo.
-Iglesia santa, abre tus brazos y recibe a los nacidos por el Espíritu de Dios.
-Alegraos, vosotros, elegidos de Dios,
sepultados con Cristo en su muerte,
resucitados en Cristo por la fe.
Ésta es la fuente de vida, que ha lavado al mundo entero;
brotó de la herida de Cristo.
Esperad el Reino de los cielos, los que habéis renacido de esta fuente.