Entrada destacada

Domingo 11 diciembre 2016, III Domingo de Adviento, ciclo A.

lunes, 4 de enero de 2016

Bautismo niños: Otra oración de exorcismo y otras bendiciones del agua.

Ritual del Bautismo de los niños

II. OTRA ORACIÓN DE EXORCISMO

215. Señor Dios todopoderoso,
que enviaste a tu Hijo único
para que el hombre, esclavo del pecado,
alcance la libertad de tus hijos.
Tú sabes que estos niños van a sentir las tentaciones
del mundo seductor
y van a tener que luchar contra los engaños del demonio.
Por la fuerza de la muerte y resurrección de tu Hijo,
arráncalos del poder de las tinieblas
y, fortalecidos con la gracia de Cristo,
guárdalos a lo largo del camino de la vida.
Por Jesucristo nuestro Señor.
R. Amén.


III. BENDICIÓN E INVOCACIÓN A DIOS SOBRE EL AGUA

1
216. Véase la que se propone en el n. 123. (ver Bautismo de varios niños)

2
217.
Celebrante:
Bendito seas, Dios Padre todopoderoso, porque has creado el agua que purifica y da la vida.
Todos:
Bendito seas por siempre, Señor (u otra aclamación).

Celebrante:
Bendito seas, Dios Hijo único del Padre, Jesucristo, porque de tu costado abierto hiciste brotar agua junto con la sangre, para que de tu muerte y resurrección naciera la Iglesia.
Todos:
Bendito seas por siempre, Señor.

Celebrante:
Bendito seas, Dios Espíritu Santo, porque ungiste a Cristo bautizado en las aguas del Jordán, Para que nosotros seamos bautizados en ti.
Todos:
Bendito seas por siempre, Señor.

Celebrante:
Escúchanos, Señor, Padre único, y santifica esta agua, criatura tuya, para que los bautizados en ella queden limpios de pecado y renazcan a la vida de hijos de Dios.
Todos:
Escúchanos, Señor (u otra aclamación).

Celebrante:
Santifica esta agua, criatura tuya, para que los bautizados por ella en la muerte y resurrección de Cristo, respondan a la imagen de tu Hijo.
Todos:
Escúchanos, Señor.

Celebrante:
Santifica esta agua, criatura tuya, para que el Espíritu Santo dé la vida nueva a tus elegidos y sean miembros de tu pueblo santo.
Todos:
Escúchanos, Señor.

Cuando el agua bautismal está ya bendecida, se omiten las invocaciones Escúchanos, Señor, y las que siguen, diciendo el celebrante:
Por el sacramento de esta agua, da la vida espiritual a N. y N. (tus elegidos), llamados al Bautismo en la fe de la Iglesia. para que tengan vida eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.
Todos:
Amén.

3
218.
Celebrante:
Te bendecimos, Padre misericordioso, porque de la fuente del Bautismo hiciste brotar en nosotros la nueva vida de hijos de Dios.
Todos:
Bendito seas por siempre, Señor (u otra aclamación).

Celebrante:
Te bendecimos, Padre misericordioso, porque reúnes en un solo pueblo, por el agua y el Espíritu Santo, a todos los bautizados en tu Hijo Jesucristo.
Todos:
Bendito seas por siempre, Señor.

Celebrante:
Te bendecimos, Padre misericordioso, porque nos haces libres para gozar de tu vida con el Espíritu Santo que infundes en nuestros corazones.
Todos:
Bendito seas por siempre, Señor.

Celebrante:
Te bendecimos, Padre misericordioso, porque envías a los bautizados para que anuncien con gozo a todos los pueblos el Evangelio de Cristo.
Todos:
Bendito seas por siempre, Señor.

Celebrante:
Bendice ahora, Señor, esta agua, en la que van a ser bautizados N. y N. (tus elegidos), a quienes has llamado al baño de la regeneración en la fe de tu Iglesia, para que tengan la vida eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.
Todos:
Amén.

Cuando el agua está ya bendecida, se omite la invocación Bendice ahora, Señor, diciendo el celebrante:
Por el sacramento de esta agua consagrada, N. y N. (tus elegidos), llamados al Bautismo en la fe de la Iglesia, nazcan de nuevo y tengan vida eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.
Todos:
Amén.