viernes, 17 de julio de 2015

Viernes 21 agosto 2015, San Pío X, papa, memoria obligatoria. Lecturas Viernes XX semana del Tiempo Ordinario, año impar.

TEXTOS MISA

Elogio del martirologio
Memoria de san Pío X, papa, que primero fue sacerdote en una parroquia, y después obispo de Mantua y patriarca de Venecia, en Italia. Finalmente, elegido Sumo Pontífice, se propuso como programa de gobierno recapitular odo en Cristo, lo que llevó a cabo con simplicidad de ánimo, pobreza y fortaleza, promoviendo entre los fieles la vida cristiana con la participación en la Eucaristía, la dignidad de la sagrada liturgia y la integridad de la doctrina. (1914)

21 de agosto
San Pío X, papa
Memoria
Die 21 augusti
S. Pii X, papæ
Memoria
Antífona de entrada
El Señor lo eligió sumo sacerdote y derramó sobre él todos los bienes.
Antiphona ad introitum
Elégit eum Dóminus sibi in sacerdótem magnum, et apériens thesáurum suum abundáre eum fecit ómnibus bonis.
Oración colecta
Señor, Dios nuestro, que para defender la fe católica e instaurar todas las cosas en Cristo, colmaste al papa san Pío décimo de sabiduría divina y fortaleza apostólica; concédenos que siguiendo su ejemplo y su doctrina, podamos alcanzar la recompensa eterna. Por nuestro Señor Jesucristo.
Collecta
Deus, qui, ad tuéndam cathólicam fidem et univérsa in Christo instauránda, beátum Pium papam caelésti sapiéntia et apostólica fortitúdine replevísti, concéde propítius, ut, eius institúta et exémpla sectántes, praemia consequámur aetérna. Per Dóminum.

LITURGIA DE LA PALABRA
Lecturas del Viernes de la 20ª semana de Tiempo Ordinario. Año I (impar).

PRIMERA LECTURA
Noemí, con Rut, la moabita, volvió a Belén

Comienzo del libro de Rut 1, 1. 3-6. 14b-16. 22

En tiempo de los jueces, hubo hambre en el país, y un hombre emigró, con su mujer Noemí y sus dos hijos, desde Belén de Judá a la campiña de Moab.
Elimelec, el marido de Noemí, murió, y quedaron con ella sus dos hijos, que se casaron con dos mujeres moabitas: una se llamaba Orfá y la otra Rut. Pero, al cabo de diez años de residir allí, murieron también los dos hijos, y la mujer se quedó sin marido y sin hijos.
Al enterarse de que el Señor habla atendido a su pueblo dándole pan, Noemí, con sus dos nueras, emprendió el camino de vuelta desde la campiña de Moab.
Orfá se despidió de su suegra y volvió a su pueblo, mientras que Rut se quedó con Noemí.
Noemí le dijo:
-«Mira, tu cuñada se ha vuelto a su pueblo y a su dios. Vuélvete tú con ella.»
Pero Rut contestó:
-«No insistas en que te deje y me vuelva. Donde tú vayas, iré yo; donde tú vivas, viviré yo; tu pueblo es el mío, tu Dios es mi Dios.»
Así fue como Noemí, con su nuera Rut, la moabita, volvió de la campiña de Moab. Empezaba la siega de la cebada cuando llegaron a Belén.

Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.

SALMO RESPONSORIAL
Sal 145, 5-6ab. 6c-7. 8-9a. 9be-10
R.
Alaba, alma mía, al Señor. Lauda, ánima mea, Dóminum.

Dichoso a quien auxilia el Dios de Jacob,
el que espera en el Señor, su Dios,
que hizo el cielo y la tierra,
el mar y cuanto hay en él. R.
Alaba, alma mía, al Señor. Lauda, ánima mea, Dóminum.

Que mantiene su fidelidad perpetuamente,
que hace justicia a los oprimidos,
que da pan a los hambrientos.
El Señor liberta a los cautivos. R.
Alaba, alma mía, al Señor. Lauda, ánima mea, Dóminum.

El Señor abre los ojos al ciego,
el Señor endereza a los que ya se doblan,
el Señor ama a los justos.
El Señor guarda a los peregrinos. R.
Alaba, alma mía, al Señor. Lauda, ánima mea, Dóminum.

Sustenta al huérfano y a la viuda y
trastorna el camino de los malvados.
El Señor reina eternamente,
tu Dios, Sión, de edad en edad. R.
Alaba, alma mía, al Señor. Lauda, ánima mea, Dóminum.

ALELUYA
Sal 24, 4b. 5a
Dios mío, instrúyeme en tus sendas, haz que camine con lealtad. Sémitas tuas, Dómine, édoce me, dírige me in veritáte tua.

EVANGELIO
Amarás al Señor, tu Dios, y a tu prójimo como a ti mismo.

+ Lectura del santo evangelio según san Mateo 22, 34-40
Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, los fariseos, al oír que Jesús habla hecho callar a los saduceos, formaron grupo, y uno de ellos, que era experto en la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba:
-«Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la Ley?»
Él le dijo:
-«"Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser."
Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo."
Estos dos mandamientos sostienen la Ley entera y los profetas.»

Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús.

San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual, canción 27, 8.
Cuanto un alma más ama, tanto es más perfecta en aquello que ama; de aquí es que esta alma que ya está perfecta, toda ella es amor y todas sus acciones son amor, dando todas sus cosas, como el sabio mercader (Mt 13, 46), por este tesoro de amor que halló escondido en Dios (...) Porque, así como la abeja saca de todas las hierbas la miel que allí hay y no se sirve de ellas más que para esto, así también de todas las cosas que pasan por el alma, con grandes facilidades saca ella la dulzura de amor que hay; que amar a Dios en ellas, ahora sea sabroso, ahora desabrido, estando ella informada y amparada con el amor como lo está, ni lo siente, ni lo gusta, ni lo sabe, porque, como hemos dicho, el alma no sabe sino amor, y su gusto en todas las cosas y tratos, siempre es deleite de amor de Dios.

Oración de los fieles.
Ferias del Tiempo Ordinario XX.
308. Oremos a Dios Padre.
- Para que proteja y guíe a su Iglesia. Roguemos al Señor.
- Para que conceda al mundo la justicia y la paz. Roguemos al Señor.
- Para que socorra a los necesitados. Roguemos al Señor.
- Para que nos conforte y conserve en su servicio. Roguemos al Señor.
Te pedimos, Señor que te muestres favorable a la oración de los que te suplican. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
Acepta, Señor, nuestras ofrendas y concédenos que, dóciles a las enseñanzas del Papa Pío décimo, celebremos con dignidad estos santos misterios y los recibamos con fe. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Super oblata
Oblatiónibus nostris, Dómine, benígne suscéptis, da, quaesumus, ut haec divína mystéria, beáti Pii papae mónita secúti, sincéris tractémus obséquiis, et fidéli mente sumámus. Per Christum.
PREFACIO DE LOS SANTOS PASTORES
La presencia de los santos Pastores en la Iglesia
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo, Señor nuestro.
Porque nos concedes la alegría de celebrar hoy la fiesta de san N., fortaleciendo a tu Iglesia con el ejemplo de su vida, instruyéndola con su palabra y protegiéndola con su intercesión.
Por eso, con los ángeles y los santos, te cantamos el himno de alabanza diciendo sin cesar:
Santo, Santo, Santo...
PRAEFATIO DE SANCTIS PASTORIBUS
De praesentia sanctorum Pastorum in Ecclesia
Vere dignum et iustum est, aequum et salutáre, nos tibi semper et ubíque grátias ágere: Dómine, sancte Pater, omnípotens aetérne Deus: per Christum Dóminum nostrum.
Quia sic tríbuis Ecclésiam tuam sancti N. festivitáte gaudére, ut eam exémplo piae conversatiónis corróbores, verbo praedicatiónis erúdias, gratáque tibi supplicatióne tueáris.
Et ídeo, cum Angelórum atque Sanctórum turba, hymnum laudis tibi cánimus, sine fine dicéntes:
Sanctus, Sanctus, Sanctus...
PLEGARIA EUCARÍSTICA III. PREX EUCHARÍSTICA III.
Antífona de la comunión Cf. Jn 10, 11
El buen pastor dio la vida por las ovejas.
Antiphona ad communionem Cf. Jn 10, 11
Pastor bonus ánimam suam pósuit pro óvibus suis.
Oración después de la comunión
Al celebrar la fiesta de san Pío décimo te rogamos, Señor, Dios nuestro, que por la eficacia de esta eucaristía seamos fuertes en la fe y vivamos la unidad en el amor. Por Jesucristo nuestro Señor.
Post communionem
Memóriam beáti Pii papae celebrántes, quaesumus, Dómine Deus noster, ut, virtúte mensae caeléstis, constántes efficiámur in fide, et in tua simus caritáte concórdes. Per Christum.