Entrada destacada

Domingo 11 diciembre 2016, III Domingo de Adviento, ciclo A.

miércoles, 24 de junio de 2015

Miércoles 29 julio 2015, 1ª Lectura y salmo Miércoles XVII semana del Tiempo Ordinario, año impar.

LITURGIA DE LA PALABRA
1ª Lectura y salmo del Miércoles de la 17ª semana de Tiempo Ordinario. Año I (impar).

PRIMERA LECTURA
Al ver la cara de Moisés, no se atrevieron a acercarse a él

Lectura del libro del Éxodo 34, 29-35

Cuando Moisés bajó del monte Sinaí con las dos tablas de la alianza en la mano, no sabía que tenía radiante la piel de la cara, de haber hablado con el Señor. Pero Aarón y todos los israelitas vieron a Moisés con la piel de la cara radiante, y no se atrevieron a acercarse a él.
Cuando Moisés los llamó, se acercaron Aarón y los jefes de la comunidad, y Moisés les habló.
Después se acercaron todos los israelitas, y Moisés les comunicó las órdenes que el Señor le había dado en el monte Sinaí.
Y, cuando terminó de hablar con ellos, se echó un velo por la cara.
Cuando entraba a la presencia del Señor para hablar con él, se quitaba el velo hasta la salida. Cuando salía, comunicaba a los israelitas lo que le hablan mandado. Los israelitas veían la piel de su cara radiante, y Moisés se volvía a echar el velo por la cara, hasta que volvía a hablar con Dios.

Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.

SALMO RESPONSORIAL
Sal 98, 5. 6. 7. 9
R.
Santo eres, Señor, Dios nuestro. Sanctus es, Dómine Deus noster.

Ensalzad al Señor, Dios nuestro,
postraos ante el estrado de sus pies: Él es santo. R.
Santo eres, Señor, Dios nuestro. Sanctus es, Dómine Deus noster.

Moisés y Aarón con sus sacerdotes,
Samuel con los que invocan su nombre,
invocaban al Señor, y él respondía. R.
Santo eres, Señor, Dios nuestro. Sanctus es, Dómine Deus noster.

Dios les hablaba desde la columna de nube;
oyeron sus mandatos y la ley que les dio. R.
Santo eres, Señor, Dios nuestro. Sanctus es, Dómine Deus noster.

Ensalzad al Señor, Dios nuestro;
postraos ante su monte santo:
Santo es el Señor, nuestro Dios. R.
Santo eres, Señor, Dios nuestro. Sanctus es, Dómine Deus noster.