jueves, 11 de septiembre de 2014

Jueves 16 octubre 2014, Santa Margarita María de Alacoque, Memoria libre.

TEXTOS MISA

Elogio del martirologio
Santa Margarita María Alacoque, virgen, monja de la Orden de la Visitación de la Virgen María, que progresó de modo admirable en la vía de la perfección y, enriquecida con gracias místicas, trabajó mucho para propagar el culto al Sagrado Corazón de Jesús, del que era muy devota. Murió en el monasterio de Paray-le-Monial, en la región de Autun, en Francia, el día diecisiete de octubre. (1690)

La oración colecta es propia de la memoria. El resto del formulario está tomado del común de una virgen 1.

16 de octubre
Santa Margarita María de Alacoque, virgen
Die 16 octobris
S. Margaritæ Mariæ Alacoque, virginis
Antífona de entrada
Esta es una virgen sabia y prudente, que salió a recibir a Cristo con la lámpara encendida.
Antiphona ad introitum
Haec est virgo sápiens, et una de número prudéntum, quae óbviam Christo cum lámpade accénsa éxiit.
Oración colecta
Infunde, Señor, en nuestros corazones el mismo espíritu con que enriqueciste a santa Margarita Alacoque, para que lleguemos a un conocimiento profundo del misterio incomparable del amor de Cristo y alcancemos nuestra plenitud total de Dios. Por nuestro Señor Jesucristo.
Collecta
Effúnde super nos, quaesumus, Dómine, spíritum, quo beátam Margarítam Maríam singuláriter ditásti, ut scire valeámus supereminéntem sciéntiae caritátem Christi, et impleámur in omnem plenitúdinem tuam. Per Dóminum.

Oración sobre las ofrendas
Señor, te proclamamos admirable en tu virgen santa N., y humildemente rogamos a tu Divina Majestad que así como te complaces en los méritos de esta virgen, aceptes igualmente complacido el culto que tu pueblo te tributa. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Super oblata
In beáta vírgine N. te, Dómine, mirábilem praedicántes, maiestátem tuam supplíciter exorámus, ut, sicut eius tibi grata sunt mérita, sic nostrae servitútis accépta reddántur offícia. Per Christum.
PREFACIO COMÚN II
La salvación por Cristo
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, que por amor creaste al hombre, y, aunque condenado justamente, con tu misericordia lo redimiste, por Cristo, Señor nuestro.
Por él, los ángeles y los arcángeles y todos los coros celestiales celebran tu gloria, unidos en común alegría. Permítenos asociarnos a sus voces cantando humildemente tu alabanza:
Santo, Santo, Santo...
PRAEFATIO COMMUNIS II
De salute per Christum
Vere dignum et iustum est, aequum et salutáre, nos tibi semper et ubíque grátias ágere: Dómine, sancte Pater, omnípotens aetérne Deus:
Qui bonitáte hóminem condidísti, ac iustítia damnátum misericórdia redemísti: per Christum Dóminum nostrum.
Per quem maiestátem tuam laudant Angeli, adórant Dominatiónes, tremunt Potestátes. Caeli caelorúmque Virtútes, ac beáta Séraphim, sócia exsultatióne concélebrant. Cum quibus et nostras voces ut admítti iúbeas, deprecámur, súpplici confessióne dicéntes:
Sanctus, Sanctus, Sanctus...
PLEGARIA EUCARÍSTICA II. PREX EUCHARÍSTICA II.
Antífona de la comunión Mt 25, 6
Que llega el esposo, salid a recibir a Cristo, el Señor.
Antiphona ad communionem Cf. Mt 25, 6
Ecce Sponsus venit: exíte óbviam Christo Dómino.
Oración después de la comunión
Señor, fortalecidos con tu eucaristía, te pedimos que a ejemplo de santa N., llevemos en nuestro cuerpo la muerte de Cristo y nuestra vida sea un esfuerzo continuo por unirnos cada vez más a ti. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Post communionem
Divíni múneris participatióne refécti, quaesumus, Dómine Deus noster, ut, exémplo beátae N., mortificatiónem Iesu in córpore nostro circumferéntes, tibi soli adhaerére studeámus. Per Christum.